Linfedema y lipoedema, las rebeldes hinchazones

Muchas mujeres viven preocupadas por estos trastornos. El linfedema es una inflamación de tejidos blandos bajo la piel cuando el sistema linfático no drena la linfa. El lipoedema es un trastorno crónico de la distribución de grasa en muslos, piernas y caderas.

Lo más popular

¿Qué es el lipoedema?

Como su nombre indica, es la acumulación de grasa en una determinada zona, sobre todo en muslos, piernas y caderas. 
• Distribución anómala de la grasa. Quede claro que no se trata de obesidad aunque puede tener relación con ella. Puede darse incluso cuando hay anorexia. Es una distribución anómala de la grasa, por un trastorno del tejido adiposo, casi exclusivamente femenino.
• Está relacionado con problemas hormonales no con los dietéticos. Como señalan los especialistas, el lipoedema no responde a tratamientos dietéticos porque suele deberse a problemas hormonales. Además, la herencia tiene un papel importante. Un detalle significativo es que este trastorno suele ser bilateral y simétrico. También es más frecuente en mujeres cuyas familiares féminas también lo hayan padecido.
• Una liposucción puede ser la solución. Cuanto antes se empiece el tratamiento, mejores resultados se obtendrán. Para los lipoedemas, un determinado tipo de liposucción puede ser efectivo.
• El papel genético. Como sus causas reales se desconocen, se atribuye a causas hereditarias u hormonales. El ejercicio y la dieta pueden ayudar pero es mejor ponerse en manos de un especialista.

Publicidad

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es la acumulación anormal de líquido en el tejido blando debido a una obstrucción en el sistema linfático.
• Asociado al cáncer de mama. En mujeres con cáncer de mama que han precisado  linfadenectomía, el linfedema se produce en el brazo por la interrupción de los vasos linfáticos a nivel de la axila. También puede ocurrir si se aplican radiaciones en el hueco axilar. La radiación suele provocar fibrosis que impide prácticamente la circulación linfática.
• NO APARECE SIEMPRE EN MUJERES OPERADAS. No aparece siempre que se opera una mama y se quitan los ganglios. No se sabe bien por qué en unos casos aparece y en otros no. Se manifiesta en cerca del 20 % de las mujeres intervenidas. Y si se aplica radioterapia axilar, el porcentaje puede llegar al 45 %.
• Evita coger peso. Sus primeros síntomas son hormigueo en hombro y antebrazo, pesadez del brazo y dolor además de la hinchazón. Para evitarlo, no cargues peso, no lo sometas a excesivo calor y evita en él las punciones y tomas de tensión.
• Tratamientos y drenaje. Puede haber tratamientos físicos y farmacológicos que eviten que progrese. También puede aplicarse un drenaje o medicación.