Propuesta “detox” para ponerte a punto

Si tus hábitos de alimentación no son los correctos, empieza por incluir alimentos naturales y comidas fáciles de digerir. Si ya estás cuidándote, es el momento de optar por los jugos de verduras y frutas  para depurarte.

Lo más popular

Se acerca Semana Santa y muchos se apuntan a la dieta “detox”, pero lo mejor es cambiar de hábitos de vida a lo largo de todo el año. Los que no se cuidan, tienen hábitos poco saludables, consumen a diario grasas trans y saturadas, comen fritos, rebozados, no duermen lo suficiente y no hacen ejercicio, más que una dieta “detox” deberían hacer una de transición, porque, si hacen una propuesta “detox” estricta, puede que tengan cefaleas, cambios de humor, noten el pelo más graso o le salgan granos en la piel.

Publicidad

Esto es porque el cuerpo tiene la necesidad de eliminar demasiados productos de deshecho y puede llegar a saturarse. Lo mejor es plantearse las dietas “detox” de una manera suave, incluyendo todos los alimentos naturales de una manera ordenada y, sobre todo, frutas y verduras.
Descanso y ejercicio
Para empezar, lo mejor es eliminar los alimentos refinados y los procesados, respetar los horarios, no saltarse ninguna comida y hacer ejercicio suave. También es bueno eliminar las carnes o no tomarlas muy hechas y optar por el “steak tartar”, carpaccio o vuelta y vuelta. Los cereales, mejor tomarlos integrales y ecológicos. No beber demasiado durante las comidas, y menos bebidas frías con gas y azúcar. Disminuir el consumo de café y alcohol y la sal. Se notará un gran alivio si las comidas son de fácil digestión, es decir, no incluyen demasiados alimentos, y se terminan con una infusión.

Lo más popular

Por otro lado, los que se cuidan todo el año pueden optar por los jugos de verduras ecológicas y frutas de temporada. Pueden estar un día a base de líquidos nutritivos como los que tienen los jugos de verduras, los zumos de frutas (o una mezcla de los dos), caldos y sopas de verduras. Esto le da un descanso al hígado, al estómago y al intestino. Si no es necesario durante todo el día, incluirlos en ayunas, a media mañana y a media tarde. Respeta el descanso y haz ejercicio suave para que el cuerpo pueda regenerarse.

Consejos
Opta por los pescados de aguas frías como el salmón, la sardina, la caballa, la trucha o el arenque y reduce el consumo de marisco. Es fundamental tomar verduras (al vapor, escaldadas, salteadas o maceradas) y ensaladas a diario. También es bueno tomar complejos de lactobacillus acidophilus, bífidus... ya que hay poca gente que tenga buena flora bacteriana.