Qué es el Síndrome de las Piernas Inquietas

Aunque es una enfermedad poco conocida, el 40% de los mayores de 65 años la padecen. Descubre cómo identificarlo y cómo tratarlo.

Lo más popular

Es un síndrome inquietante. Desconocido. Cuando el especialista habla de él, siempre surgen infinidad de preguntas. ¿Piernas inquietas? ¿Y eso qué es?
 

QUÉ OCURRE
Durante la noche y en situación de reposo, empiezas a sentir en las piernas hormigueos, pinchazos o una sensación de inquietud que te impide dormir. Cuando se mueven las piernas, de manera consciente o inconsciente, se alivian los síntomas. Como es lógico, al aparecer de noche y en situaciones de reposo, interfiere con el sueño y es, por tanto, una causa importante de insomnio. Normalmente el trastorno se produce de las rodillas hacia abajo y especialmente en los tobillos.

Publicidad

Pese a ser un mal poco conocido, afecta a cerca del 40% de los mayores de 65 años. Cuando se hace un estudio, los especialistas observan un mayor tono muscular en las piernas.

El problema afecta a su vida diaria: hay algo que crea una tensión en las piernas, con una inquietud que obliga a moverlas; ese movimiento hace que desaparezca el hormigueo, pero hace también que quien lo padece no tenga un sueño de calidad. El descanso es tan escaso que, además, se padece sueño y cansancio.

Lo más popular

SÍNTOMAS
Si tienes mucho sueño durante el día piensa en la posibilidad de tener este síndrome que te impediría descansar lo suficiente. Si duermes acompañada, pregunta a tu pareja sobre tus hábitos al dormir.

DESCONOCIMIENTO
La falta de información y el desconocimiento sobre la enfermedad puede contribuir a un error de diagnóstico. Según los especialistas, “para los pacientes es complicado describir las sensaciones y el dolor, sobre todo cuando no conocen la enfermedad. Cuando hablan con su médico, gran parte de los pacientes centran sus comentarios en la imposibilidad de dormir, sin llegar a describir las molestias que sienten en las piernas”. El tratamiento, según los especialistas en la Unidad del sueño, es sencillo y farmacológico.

EMBARAZO
Las últimas investigaciones señalan que el embarazo puede empeorar el síndrome. Una cuarta parte de embarazadas siente las piernas inquietas por lo menos una vez a la semana y un 15% al menos tres veces. El empeoramiento de los síntomas se inicia alrededor del sexto mes de gestación y llega a su punto máximo en el séptimo y en el octavo. Las mujeres con más edad, con menores niveles de hierro y con más insomnio tienen mayor incidencia del problema.

CANDIDATOS
En principio, cualquier persona puede padecer este trastorno, aunque su incidencia aumenta con la edad, hasta el punto de que casi la mitad de los mayores lo padecen. También se asocia a algunas circunstancias o enfermedades. Por ejemplo, a la artritis reumatoide o al párkinson. No hay distinción alguna en personas ni sexos. En algunos casos puede estar relacionado con la falta de hierro, con alteraciones tiroideas, problemas renales, neuropatías o pinzamientos. En otras ocasiones se comprueba una tendencia familiar, por lo que también podría existir una causa genética.