Lo que debes saber de la hepatitis C

Sovaldi es el tratamiento estrella para esta enfermedad pero su alto coste ha hecho que el Gobierno restrinja su uso, ante las quejas de los afectados.

Lo más popular

La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus C, descubierto en 1989. Puede estar latente sin manifestarse o, en un momento determinado y con la ayuda de otros factores, progresar hacia una infección crónica o hacia un deterioro progresivo del hígado. Muchas de las cirrosis atribuidas al abuso de alcohol no son más que evoluciones de una hepatitis C ayudada por un consumo moderado de alcohol.

Publicidad

La transmisión del virus es siempre parenteral, es decir, por transfusión de sangre con el virus, por la utilización de jeringuillas no esterilizadas o por compartirlas. Es posible también la transmisión por vía sexual y la vertical de madre a hijo, pero ambas son excepcionales.

Cómo evoluciona

Debe saberse que entre el 15 % y el 45 % de quienes reciben el virus lo eliminan espontáneamente. Una gran parte de pacientes conocen su infección en un chequeo rutinario, ya que el virus puede instalarse sin provocar síntoma alguno. Hay pacientes en los que la evolución del virus es muy lenta.

Lo más popular

Sólo el 3 % de la población esta infectada. De ese porcentaje, del 60 % al 80 % va a tener una evolución crónica, y de ellos, alrededor del
20 % va a acabar en cirrosis o cáncer de hígado.

Factores de riesgo

Hay una serie de factores que facilitan la transmisión del virus de la hepatitis C.
-Haberse sometido a tatuajes o PIERCINGS.
-El consumo de COCAÍNA intranasal.
-Haber tenido TRANSFUSIONES DE SANGRE ANTERIORES al año 1992.
-compartir jeringuillas o haber sufrido INTERVENCIONES DENTALES en países donde no hay una correcta esterilización del instrumental.
-COMPARTIR OBJETOS contaminados con sangre.
Si has estado expuesto a alguno de ellos, sería recomendable realizar un análisis para comprobar si hay virus.

Los síntomas

Si inicialmente hay síntomas, son poco significativos. Puede presentarse algo de ictericia y de fatiga pero, en la gran mayoría de los casos, hasta en un 90 %, la infección es asintomática incluso cuando se hace crónica.

Es entonces, cuando es crónica, cuando el consumo moderado de alcohol, con la complicidad del virus, puede iniciar un deterioro irreversible del hígado.

Las consecuencias de la infección crónica son serias. Se estima hoy que el 20 % desencadenarán en una cirrosis y que entre el 1 % y el 5 %, desarrollarán, al cabo de los años (entre diez y quince años es la cifra que se estima), un cáncer hepático. Por si fuera poco, el virus agrava toda afección hepática preexistente. Del 40 % al 60 % de los alcohólicos afectados de cirrosis son portadores del virus.

Sovaldi, el medicamento de la polémica

Sovaldi es el nombre comercial de sofosbuvir, uno de los nuevos fármacos –no el único- para tratar la hepatitis C. Son eficaces hasta en un 95 % de casos y el tratamiento puede durar de tres a seis meses. El problema es su altísimo precio ya que puede llegar a costar 80.000 euros por paciente según los países. Aunque se está tratando de lograr una “tarifa plana” por compra masiva, que haría que su precio bajara a unos 25.000 euros, su elevado coste ha hecho que el Gobierno ponga límite a su uso, ante las quejas de los afectados.

Se está elaborando una lista de prioridades ya que no todos los contagiados por el virus tienen la misma urgencia de tratamiento.