Empieza el nuevo curso con buen pie

Para coger con fuerza el curso, la actitud de los padres es muy importante. Un buen comienzo exige ser positivos, mostrarles confianza para elevar su autoestima y, sobre todo, inyectarles una buena dosis de motivación. Toma nota de estos consejos:

  1. Restablece los horarios. Colegio, actividades, descanso… todo a su tiempo aunque con cierta flexibilidad. La base del estudio es crear buenos hábitos y ser disciplinados.
  2. Crea el clima adecuado. Lo esencial es que sea un lugar fijo y tranquilo y asociado al estudio.
  3. Consigue todo el material. Si no quieres que tu hijo empiece acumulando retrasos, asegúrate de que no le falte todo lo necesario.
  4. Prevé las dificultades. Si a tu hijo le cuestan las matemáticas o la lengua, no esperes a que lleguen los primeros contratiempos, procúrale la ayuda que pueda necesitar.
  5. Predica con el ejemplo. Los niños que ven en su casa interés por la lectura y la cultura y que han aprendido de sus padres el valor del esfuerzo y la superación, aprenden con el ejemplo.