Deporte seguro en verano

Si estos meses estás dispuesta a hacer ejercicio, sigue unos sencillos consejos para evitar la deshidratación, quemaduras o insolación.

Lo más popular

Ya sabemos de la importancia de hacer deporte, pero tan importante como hacerlo es practicarlo correctamente, siguiendo una serie de consejos básicos, para evitar lesiones y desagradables imprevistos.

Si este verano estás dispuesta a guardar la figura practicando ejercicio, anota las siguientes recomendaciones y disponte a disfrutar de todos los beneficios físicos y psíquicos de estar en forma y llevar una vida sana:

Publicidad

Elige la hora correcta. Evita hacer deporte en las horas centrales del día, principalmente entre las 12 y las 17 horas. El mejor momento es a primera hora del día, hasta las 9 ó 10 de la mañana, que, además, es cuando el cuerpo está más descansado. Si no te viene bien, déjalo para última hora de la tarde, de 19 a 24 horas.

Ropa. La vestimenta debe ser ligera y muy transpirable. No practiques deporte sin camiseta. El calzado debe ser el apropiado para cada actividad deportiva que realices para evitar lesiones.

Lo más popular

Protección solar. Usa protector siempre que hagas deporte al aire libre. Además, conviene que uses gorra para proteger la cabeza de los rayos solares.
 

Bebe agua antes, durante y después

Hidratación. En verano y sobre todo haciendo deporte mantén tu cuerpo bien hidratado con líquidos (agua y alimentos ricos en agua). Evita las bebidas carbonatadas o los zumos azucarados. Hay expertos que también aconsejan las bebidas deportivas. Además, se recomienda beber aproximadamente medio litro de agua un par de horas antes de empezar a practicar ejercicio e ir tomando sorbos a intervalos regulares mientras se hace deporte. Aporta también a tu organismo líquido después de realizar el esfuerzo físico.

Controla el ritmo. Si no sueles practicar ejercicio, ve aumentando tu ritmo poco a poco, tómatelo con calma.

Cuándo parar. Si aún tomando estas medidas, sientes mareos, calambres, debilidad, náuseas o vómitos, deja de hacer ejercicio. Si después de media hora, continúas con el mismo malestar, acude a tu médico.

Magnesio y alimentación, tus aliados

En verano cambia tu alimentación y apuesta por productos de temporada ricos en agua para hidratarte, especialmente si vas a hacer deporte. Las frutas son muy hidratantes, en especial el melón y la sandía. Además, son muy ricas en agua las verduras, el yogur, el marisco y el muslo de pollo.
Por otro lado, el magnesio es muy beneficioso para todas aquellas personas que practican deporte y desean mantener su cuerpo en plena forma, ya que aporta energía. Además, recupera el tono muscular y evita los molestos calambres. Lo puedes encontrar en comprimidos efervescentes sabor limón. Éste ayuda a mejorar el rendimiento físico y la recuperación después de practicar deporte. También contribuye al buen funcionamiento de los huesos y como regulador de las actividades nerviosas de nuestro organismo.

Todo bajo control

La tecnología se ha aliado con nosotros para ayudarnos a hacer ejercicio. Cada vez hay más gadgets que, mientras practicamos deporte, nos ayudan a conocer cómo va nuestro ritmo cardíaco o las calorías que quemamos a lo largo del día. Uno de los aliados que más están triunfando entre los amantes de la vida saludable y el ejercicio son las pulseras deportivas, que recopilan toda tu actividad diaria: contabilizan los pasos, la distancia recorrida y las calorías quemadas.

Conoce todos los gadgets que te ayudarán a llevar una vida más sana