La alimentación es clave contra la ansiedad

La avena, los guisantes y frutos secos como las nueces y almendras te ayudan a evitar el estrés.

Lo más popular

Hoy en día vamos siempre contrarreloj. Y cuando este estrés es crónico, aunque no sea agudo (se llama así al que se da en momentos concretos) debilita y provoca ansia por la comida, bien por los alimentos dulces como chocolatinas o bollos, o por salados, como las patatas fritas de bolsa y los snaks.  Y esto es un grave error porque lo que se consigue es  elevar los niveles de azúcar en sangre muy rápido. Y tan rápido como suben, bajan. Se entra entonces en un círculo vicioso. Además, este picoteo insano aumenta la adrenalina y resta la capacidad de decisión consciente.

Publicidad

Cereales integrales
Deja de lado las harinas refinadas (pan o pastas blancas) y opta por los cereales integrales, que ayudan a mantener el nivel de glucosa en sangre más tiempo. Los hidratos de carbono complejos, que están en los cereales integrales, reducen el estrés. La avena es un cereal antiestrés, rico en proteínas, grasas, vitamina B1, calcio y hierro. Equilibra el sistema nervioso y las mucosas; por tanto, protege de las úlceras. Incluye también en tu dieta alimentos ricos en vitamina B, como la levadura de cerveza, que ayudan a controlar el azúcar en sangre gracias a que contien cromo. 

Lo más popular

Frutos secos
Por otro lado, toma alimentos ricos en magnesio, el gran relajante celular. Su carencia provoca irritabilidad, hiperemotividad o angustia. Tienen magnesio las legumbres, como la soja o los guisantes, el arroz integral, las patatas, los copos de avena o el mijo. Las nueces y las almendras también son ideales para picar entre otras. Las almendras, además, alcalinizan el organismo tan tendente a la acidez con la ansiedad.

Mantén una flora saludable tomando probióticos, ya que el estrés y la ansiedad la debilita, y además de deprimir nuestro sistema inmunológico, la absorción de ciertos nutrientes se hace peor.

Imprescindibles
En tu dieta no pueden faltar alimentos con vitamina C, como las frutas cítricas y tampoco las verduras tipo col o brócoli, los rábanos, las espinacas y en general las verduras verdes.

Contra el estrés también te ayudan alimentos como la fruta, en especial el plátano por su contenido en triptófano, que es el aminoácido antesala de la serotonina, la hormona de la felicidad y, además, ayuda a controlar el apetito. También tienen triptófano los dátiles, el pollo, el pavo y los cacahuetes, por lo que son básicos en una buena alimentación.

Diez aguas con sabor, la alternativa a los refrescos