Psicología: el estrés me anula

El estrés es una respuesta de adaptación que nos prepara para enfrentarnos con mayor eficacia a las situaciones difíciles.

Un estrés moderado es necesario y positivo, bajo sus efectos aumenta el rendimiento físico e intelectual e incluso puede hacer que nos sintamos mejor, más activos y capaces de afrontar cualquier reto. El problema aparece cuando este mecanismo se descontrola, provoca interpretaciones y reacciones exageradas o llega a bloquearnos anulando la posibilidad de afrontar las situaciones.

La mayoría de las veces, las reacciones desproporcionadas o el pánico son respuestas aprendidas. En la vida cotidiana rara vez necesitamos enfrentarnos a situaciones de riesgo físico, son más probables los problemas laborales, sociales, familiares o afectivos de muy difícil o imposible solución.

Publicidad

En estas situaciones prolongadas de inseguridad, cuando cualquier estrategia de defensa ha fracasado, el estrés deja de ser eficaz y aprendemos a sentirnos indefensos.

Es entonces cuando la incertidumbre se apodera de nosotros, anulándonos y bloqueando cualquier respuesta que resulte adecuada.

La autoestima es importante
Cuando el estrés te anula es porque reaccionas de manera automática con indefensión, lo que no es otra cosa que pérdida de confianza en ti misma. Con cada nuevo episodio estresante la autoestima se deteriora más. Elevar tu autoestima es lo único que te puede ayudar a superar el problema. Recuperar la confianza es el paso previo para que no te anules.