Más esperanza frente al cáncer de mama

El 19 de octubre se celebra el Día contra el Cáncer de Mama. En España, se diagnostican al año más de 20.000 tumores mamarios, aunque la mortalidad ha descendido un 30 %.

Lo más popular

Las últimas estadísticas  son rotundas: La mortalidad por cáncer de mama está descendiendo de manera constante desde 1992. Aunque en la última década, ha aumentado su frecuencia y aparece a edades mas tempranas, cada vez se supera más con éxito.

“A pesar del incremento en el número de casos, la mortalidad ha disminuido en un 30 % gracias a los diagnósticos precoces”, afirma el doctor Armando Tejerina, presidente de la Fundación Tejerina-Centro de Patología de la Mama.

Publicidad

POR ESTRÉS Y GRASAS
Cada año en España se diagnostican entre 22.000 y 24.000 nuevos casos de tumor mamario. El diagnóstico temprano permite tratamientos más conservadores, y el empleo de fármacos o técnicas menos agresivas hace que las enfermas tengan mejor calidad de vida.

Entre las causas del aumento de los casos está el estrés continuo de los países industrializados, la alimentación rica en grasas, que favorece el aumento de hormonas estrogénicas, y el uso indebido de hormonas.

Lo más popular

Aunque cada vez hay mejor diagnóstico, todavía puede avanzarse mucho.

SI LO HE TENIDO, ¿LO PUEDEN TENER MIS HIJAS?
Es una pregunta frecuente. Y con los conocimientos actuales puede decirse que el cáncer no es hereditario. Se sabe que están implicados ciertos genes; pero eso sólo significa que hay más posibilidades de padecerlo entre quienes tienen esa “tendencia genética” que entre las que no la tienen. Los especialistas creen que, en el 95 % de los casos, el cáncer de mama se presenta de manera esporádica.

Suele haber confusión entre genético, hereditario y congénito. En muchas enfermedades, el cáncer entre ellas, hay implicados varios genes. Desde ese punto de vista es genético. Pero ocurre en un solo individuo, por lo que no es hereditaria. Además, se manifiesta en la edad adulta y por factores que modifican esos genes, aunque pueda haber una predisposición. Por eso no es congénito, no nace con el individuo.

FACTORES DE RIESGO
Según el doctor Tejerina, el mayor riesgo es la mama ya operada de cáncer y, en las mastectomizadas, la mama restante. Otros factores de riesgo son La edad, a partir de los 50 años; la obesidad, los factores nutricionales; una menopausia tardía; la terapia hormonal sustitutiva y los antecedentes familiares. Por otro lado, haber padecido enfermedades benignas de mama incrementa 3,5 veces el riesgo de tener este tumor.

AVANCES Y TRATAMIENTO PERSONALIZADO
Se ha avanzado mucho en el tratamiento quirúrgico de los tumores mamarios. “Como cada vez se diagnostican más lesiones de pequeño diámetro, la cirugía robótica mínimamente invasiva es fundamental”, señala el doctor Tejerina. El nuevo arsenal quimioterápico ha conseguido disminuir los riesgos de recaída.

Hay que conocer a fondo el tipo de tumor para adoptar el tratamiento más eficaz. A veces un medicamento es espectacular para un tratamiento e inútil para otro.

LA CALIFICACIÓN DE LOS TUMORES
Los especialistas suelen ponerle al tumor sus “apellidos”. Es decir, la calificación del tipo de cáncer y, sobre todo, su situación evolutiva y el posible grado de afectación. Hablando de la mama se utiliza el sistema de la “Unión Internacional contra el cáncer”, que se basa en las letras “T” de tamaño; la “N”, que indica si tiene o no afectación ganglionar, y la “M”, que informa si hay metástasis o no. En la “T”, puede haber del 1 al 4, según haya crecido o haya penetrado. En la “N”, se indica si ha habido ganglios afectados y cuántos, igual que la “M” de metástasis. Para resumir, además de esa información especializada, suele apelarse al estadio I, II, III y IV. La progresión indica la gravedad de la situación. En los dos primeros, las perspectivas son bastante buenas.