Consigue tu mejor sonrisa

¿Caries? ¿Halitosis? Evita estas desagradables molestias con unos sencillos consejos de higiene bucodental.

Lo más popular

Tu salud bucodental y la de tu familia son fundamentales. La falta de higiene puede provocar caries, sarro, halitosis, gingivitis, periodontitis, a la larga pérdida de dientes e incluso cáncer de boca. El mejor modo de prevenirlas es con una buena higiene. Os contamos cómo.

Cepillado
El cepillado de dientes debe ser después de cada comida; el más importante es por la noche, tras la cena. El uso correcto del cepillo es muy importante. Evita hacerlo de forma excesiva ya que puede dañar el esmalte y las encías. Dedícale al lavado de tres a cinco minutos. Cepilla suavemente el exterior y el interior con movimientos hacia atrás. Cepilla también la lengua. Se recomienda el cambio de cepillo cada tres meses.

Publicidad

Hilo dental y enjuague
Usa el hilo dental una vez al día usando unos 45 cm de hilo. Sujetando el hilo entre ambas manos, debe quedar un espacio de 3 a 5 cm para introducir entre los dientes. Como el hilo, el colutorio debe usarse sólo una vez al día, durante 30 segundos. Tras usarlo, no te enjuagues la boca ni consumas alimentos en la siguiente media hora. Los hay antisépticos, para pequeñas infecciones; contra la caries, la halitosis... consulta a tu dentista.

Lo más popular

Revisiones
Además de la higiene diaria, se recomienda acudir a revisiones periódicas al dentista dos veces al año. Se aconseja el uso de un anestésico dental en caso de tener dolor y no poder acudir al dentista de inmediato.

Cuida tu alimentación
Controla el consumo de alimentos azucarados y, si los tomas, lávate los dientes después.

Higiene en niños
Hacia los seis meses, con la primera dentición, ya se recomienda lavarles la boca con una gasa con agua. Desde los dos años, ya con todas las piezas, es bueno enseñar a los niños a lavarse los dientes. Cómprale un cepillo de cerdas suaves con su muñeco preferido y lávate los dientes con él, para que te imite. Usa la mínima cantidad de pasta hasta que sepan escupir bien.

Qué cepillo de dientes elegir
En el mercado existen numerosos tipos de cepillo de dientes. Conviene que le preguntes a tu dentista cuál te conviene. Éstos son algunos por los que puedes optar:

•Cepillo dental eléctrico. Es el más extendido, pero, si tienes las encías sensibles, es preferible que no lo uses porque puede hacerte daño.

•Tanto si son eléctricos como manuales, según sus cerdas, son de tres tipos:
Duro. De cerdas rígidas, son para quienes no tienen problemas de dientes ni encías, ya que pueden dañar.
Medio. Es el más extendido.
Suave. Para quien tiene encías y dientes sensibles o se cepilla con demasiada fuerza.

•Ortodoncia. Si llevas brackets, se recomiendan unos especiales, con una fila de cerdas más cortas en el centro para acceder a los restos de comida.

•Para después de una cirugía o en tratamiento de quimioterapia hay cepillos con filamentos ultrasuaves.

•Para olvidadizos. Los hay con filamentos que se decoloran para avisar de que debemos cambiar de cepillo.

Todos los gadget para tu cuidado en la TIENDA DIEZ MINUTOS

More from Diez Minutos: