Que los gases no te paren

Tres de cada cuatro españoles sufre molestias gastrointestinales, con pesadez y flatulencia. Ponle freno a este incómodo problema.

Lo más popular

El vientre hinchado y los gases son incómodos, sobre todo en verano, cuando te sientes pesada y además el abdomen queda a la vista. Aprende a prevenir los molestos gases, que suelen venir del aire que tragamos con la comida o las bebidas, al masticar chicle, con ciertos fármacos como laxantes o reductores de colesterol, y en las personas nerviosas, que tragan aire de manera inconsciente.
Come despacio. Al comer rápido se traga más aire, aumentando la hinchazón. Además, al no masticar bien, los alimentos llegan  intactos al estómago y su digestión provoca fermentaciones que causan gases. Dedica unos 20 minutos a las comidas, masticando varias veces y en un ambiente tranquilo.
No te saltes las comidas. Lleva una alimentación regular, respetando los horarios y haciendo cuatro o cinco comidas al día.
Reduce las frituras y los excesos. Las comidas fritas y rebozadas son enemigas de una buena digestión ya que el exceso de grasas requiere una labor digestiva más intensa. En caso de comer fritos, se recomienda añadir los alimentos cuando el aceite esté muy caliente, usar aceite de oliva y dejarlos reposar sobre papel absorbente.
Elimina las burbujas. Los refrescos con gas hinchan el vientre. Bebe agua sin gas y preferiblemente fuera de las comidas. Evita el uso de las pajitas.
Si quieres saber más sobre los gases, entra en aerored.es

Publicidad

El tipo de alimentación y su forma de prepararla es fundamental para evitar los molestos gases.
Las verduras crudas pueden hinchar el vientre. Toma mejor hojas verdes hervidas, como acelgas o espinacas.
Evita condimentar las comidas ya que la especias en exceso producen hinchazón.
A la hora de preparar las legumbres, también debes tomar precauciones. Estos alimentos tienen un componente, los oligosacáridos, que son resistentes al ácido gástrico y a la acción de las enzimas digestivas.
Para evitar que produzcan gases, sigue estas sencillas indicaciones:
-Cuando se estén cociendo, rompe el hervor retirando la cazuela del fuego unos minutos o echando agua fría.
-Si tomas las legumbres en puré o pasadas por el chino, te sentarán mejor. También si les añades verduras o patatas, para que estén más suaves, o condimentos como romero o tomillo.
-Si comes legumbres, toma después una infusión digestiva.