Evita las enfermedades del hígado

El 22 de julio, se celebró el Día Mundial de la Hepatitis, uno de los principales males que afectan a este importante órgano.

El hígado es uno de los principales órganos de nuestro cuerpo. Cuando enferma, normalmente, no suele producir dolor porque tiene una capacidad de trabajo muy superior a lo que el organismo necesita. Aunque esté lesionado, puede seguir con sus funciones, por lo que es difícil que nos percatemos cuando está enfermo. Son varios los virus que pueden afectar al hígado y producir la hepatitis.

Aunque el enfermo tenga unos síntomas parecidos, es importante conocer qué virus es el causante porque de ello depende su gravedad, evolución, pronóstico y tratamiento. Los tipos más frecuentes de hepatitis son A, B y C.

Publicidad

Tipos de hepatitis:
HEPATITIS A: Es la más abundante pero también la más benigna. Es la hepatitis de la suciedad y la contaminación. Se transmite por vía oral y tiene vacuna.

HEPATITIS B: Es un grave problema de salud pública porque es un virus cien veces más contagioso que el del sida. Se transmite por sangre, saliva, semen, lágrimas y otras secreciones. Su vacuna es obligatoria.

HEPATITIS C: Afecta al 3 % de la población mundial. Se transmite por una transfusión de sangre con el virus o el uso de jeringuillas no esterilizadas. Hay unos nuevos fármacos.

Lo más popular

Cómo alimentarlo
La función principal del hígado es filtrar las toxinas del torrente sanguíneo para limpiarlo de sustancias nocivas que pueden causar problemas a nuestro organismo. Toma nota de nuestros consejos para mantenerlo limpio.

Infusiones de alcachofera
Para limpiar este órgano, puedes tomar infusiones de alcachofera, cardo mariano, diente de león, boldo y desmodium. El té verde también puede ayudarte.

Más agua, menos alcohol
Reducir al mínimo el consumo de alcohol y la cafeína libera al hígado de muchas toxinas. También es importante tomar, como mínimo, dos litros de agua al día para que este órgano esté bien hidratado y se regenere celularmente.

Come limón y batidos de fruta
Medio vaso de zumo de limón al día te ayuda a regenerar y producir bilis, que ayuda a la eliminación de sustancias tóxicas del organismo. También te ayudará tomar batidos de frutas hechos con fresas, moras, arándanos y frambuesas, que reducen el riesgo de padecer hepatitis.