Cuídate por dentro para que se note por fuera

Come con calidad, respira aire puro, haz ejercicio moderado y sé feliz. Estarás más sana y bella.

Lo más popular

Cuidarse es tenerse en cuenta. Es aceptar que todo lo que hagas tiene consecuencias. A la hora de cuidarnos le damos más importancia a lo de fuera, es decir, nos compramos cremas para la cara, el cuerpo y el pelo, sin ser conscientes que lo importante es lo que nos “ponemos” por dentro.

Para empezar a cuidarnos debemos comenzar a cuidar nuestra alimentación: incluir poco a poco cereales integrales, verduras a diario y legumbres, pescado, frutas, frutos secos, aceites de primera presión en frío, en mayor cantidad. En general, alimentos frescos, respetando la temporada de los mismos y su adecuada preparación.

Publicidad

Es muy importante también respetar los horarios de cada comida y no olvidar masticar bien los alimentos para no sobrecargar, a nivel funcional, nuestros órganos.

Lo que comemos hoy permanece en el plasma de la sangre unos quince días. Es decir, el plasma se renueva cada dos semanas y la sangre cada cuatro meses, de manera que la calidad de la sangre que fabricamos con una sola comida prevalecerá en nuestro organismo durante las 16 semanas siguientes. Esto es muy importe porque será ella la que alimente todos los rincones de cuerpo. Así que para tener una sangre de calidad tenemos que comer sano, respirar aire puro y hacer ejercicio moderado. Estos tres pilares son fundamentales.

Lo más popular

Tampoco tenemos que olvidarnos de nuestro estado emocional, ya que si todo lo anterior lo hacemos pero descuidamos este último, al final, también repercutirá en nuestra apariencia física.

Desintoxica tu cuerpo
Cuando empezamos a sustituir los alimentos perjudiciales y a desintoxicarnos, podemos sufrir cansancio, gases e incluso nuestra piel puede alterarse; no hay que entrar en pánico, ya que es debido a que el cuerpo está eliminando toxinas. Después, estos síntomas desaparecen y nos encontraremos con más vitalidad y energía. Para lograrlo, es imprescindible beber agua y dormir ocho horas.