Qué comer y cómo cocinarlo en verano

Con las altas temperaturas, nos apetece más elaborar platos frescos y ligeros con productos de temporada. Hay que elegir las mejores técnicas de cocinado para cada estación.

Lo más popular

Hipócrates ya decía que “no hay dieta buena si no tiene en cuenta las estaciones”. En verano, debemos ser cuidadosos con los productos que elegimos y su preparación. Debido al calor y a que hacemos más actividades, se recomiendan los alimentos frescos. Y no sólo nos referimos al estado del alimento, sino a la temperatura. Con ellos refrescaremos nuestra sangre y evitamos síntomas como las piernas pesadas.

Publicidad

Por eso, en verano, aunque tradicionalmente es época de barbacoa, no debemos abusar de los mismas. Tampoco deberíamos abusar de productos demasiado procesados, porque nos harán sentir pesados y nos quitarán energía.

Lo mejor de la huerta
Las verduras son las grandes aliadas. Debido a la gran cantidad de minerales que contienen, además de agua, vitaminas y fibra, dispersamos el calor interior. Durante el día, en forma de ensalada; y por las noches, podemos hacerlas escaldadas o salteadas. No debemos olvidarnos de las frutas crudas ya que nos aportan frescor y ligereza, solas, en licuados o en ensaladas. Las algas reponen los minerales que perdemos al sudar. Los encurtidos ayudan a relajar el hígado por lo ácidos que son y regeneran la flora intestinal.

Lo más popular

Apuesta por las especias
También el verano es muy buena época para condimentar con especias. De hecho, es algo que no falta en los países más calurosos, el motivo es porque disipan el calor.

Sano y variado
Los hidratos y las proteínas no pueden faltar, son esenciales para darnos energía cada día. La pasta, el arroz y las legumbres es mejor consumirlas en salteados y ensaladas. Elige pescados en lugar de carnes, cocinando los azules a la sal, vapor o papillote; y los blancos, a la plancha.