Las vacaciones son para descansar

Tener un periodo de relax es fundamental. El parón veraniego es el momento perfecto para recuperar fuerzas.

Lo más popular

Para que ese parón vacacional sea reparador, además de dejar atrás nuestras obligaciones laborales, es importante cambiar nuestra rutina y desconectar. De esta forma, además de descansar a nivel físico, también lo hacemos a nivel mental, cosa que es muy importante debido a la gran información que recibe el sistema nervioso en un día cualquiera.

Libera tu mente
A nivel mental, deberíamos desconectar el iPad, el ordenador o el móvil. Si nos resulta imposible, podemos encenderlo menos horas al día. Eso le dará un descanso a nuestro cerebro. En cuanto a la lectura, mejor que no tenga nada que ver con lo que leemos habitualmente. Esto nos ayudará a reducir el estrés acumulado durante el año. 

Publicidad

Cuida tu cuerpo
Durante estos meses hemos ido con prisas, hemos comido fuera de casa... Es el momento de disfrutar de la comida y la sobremesa. En lugar de hacer comidas copiosas, conviene hacerlas más ligeras para poder seguir nuestras actividades por la tarde. Disfrutar al aire libre es fundamental, aunque siempre protegidos del sol.

Date un capricho
Podemos incluir caprichos que no son habituales en la época de trabajo, como darnos baños con unas gotas de aceites esenciales, hacernos “peelings” con arena del mar o barros e incluso elaborar mascarillas caseras. Darle descanso al pelo y a la piel es fundamental. Evita los productos químicos y el maquillaje, en su lugar, utiliza aceites naturales nutritivos.

Mímate
En verano, olvídate de la química y apunta esta receta para después del sol:
2 cucharadas de jugo de aloe vera
1/4 de taza de aceite de oliva
2 cucharadas de agua de rosas
Mézclalo todo y aplica por rostro y cuello con un masaje. Aclara con agua tibia.