Pautas para tener la mente en forma

Una alimentación adecuada, hacer ejercicio y dormir las horas suficientes te ayudarán a cuidar tu cerebro.

Los estudios epidemiológicos indican que con la edad hay una disminución del rendimiento cognitivo, especialmente en el de la memoria. Aunque se desconocen las causas que provocan la mayoría de las enfermedades que producen alteraciones neurodegenerativas y de memoria, cada día existen más evidencias científicas que apoyan que una correcta nutrición con sustancias específicas y suplementación con plantas puede apoyar a tratamientos farmacológicos.

Publicidad

Además, la mente influye en nuestro aspecto físico, estado de ánimo, nivel de estrés o salud general. Para reducir su envejecimiento hay que evitar automedicarse y luchar contra la obesidad (debido a las sustancias tóxicas que se acumulan en el tejido adiposo). Además hay que evitar el estrés y la falta de sueño –dormir menos de seis horas por la noche disminuye el funcionamiento cerebral y libera hormonas que aumentan el apetito y el ansia de dulces–.

Lo más popular

También hay que reducir la cafeína, los refrescos o bebidas energéticas porque deshidratan.

Al hacer tu menú incluye proteínas sin exceso de grasa y siempre retirando la parte visible de las mismas, pescados, cereales completos, frutas, verduras y frutos secos.  Hay que consumir omega 3 tomando pescado azul (salmón, caballa, sardinas, arenques o atún), semillas de chía, lino o algunas algas.

La bondad de estos alimentos para el organismo es debido a que gran parte del cerebro, en concreto las membranas que envuelven las células, es grasa. Y tomando grasas buenas mejoramos su composición.

Especias

Se ha demostrado que especias como el curry y el tumérico ayudan a disminuir las placas del cerebro, responsables, según se cree, de la enfermedad del Alzehimer. Por otro lado, el azafrán es útil frente a la depresión suave o moderada. Y la canela mejora la atención y la memoria, además de regular el azúcar en sangre. Por otra parte, beber al menos un litro y medio de agua al día es fundamental para cuidarte por dentro.