Psicología: “¡Qué tedio de vida!”

Alguna vez te habrás dicho eso de “me aburre mi vida” sin saber qué hacer para remediarlo. El aburrimiento no es más que una voz interior que te echa en cara la apatía, pero si no la escuchas cada vez te sentirás más vacía. De ti depende conseguir que tu relación con el trabajo y la familia vuelvan a satisfacerte, proponerte nuevas metas y recobrar el entusiasmo para que cada día sea único.

¿Cómo luchar contra la monotonía? La casa, el trabajo y la familia no suelen ser el problema, al contrario, sin ellos y sin las obligaciones que conllevan la vida aún sería más aburrida.

Tu enemigo es la monotonía y contra ella te sugerimos:
 

Reserva un tiempo para ti. Inclúyelo en tus planes y comprométete. Quizá un par de horas semanales de gimnasio, de inglés o de pintura te ayuden a romper con la rutina. Cualquier ocupación que suponga un reto contribuirá a un cambio estimulante y positivo.

Publicidad

Cuídate. Cuida tu aspecto para gustarte a ti misma y gustar a los demás. Mirarte cada día al espejo y ver una imagen agradable es la mejor manera de empezar el día. Si sales a la calle preparada para que te ocurra algo especial, sucederá.

Fomenta las relaciones
Tu pareja, la familia, los amigos y el trabajo son muy importantes, sí, pero también hay otras relaciones que pueden enriquecerte: nuevas actividades y amistades, personas con quienes compartir aficiones e inquietudes. Busca alguna actividades que te apetezca hacer y en la que tengas oportunidad de abrir tu círculo de amistades. Abrirte a los demás e incluso serles útil es buena idea.