Gripe: La vacuna, la mejor arma

Gracias a la vacuna, el número de problemas graves por la gripe ha descendido a la mitad y, este año, se espera que la incidencia de esta enfermedad sea más baja que los anteriores.

Lo más popular

Aunque todavía es temprano, no se espera que este año haya una epidemia especialmente grave. La mayoría de la población ya ha pasado por los virus A circulantes, de manera que, si la gripe llega, quizá sea con menor virulencia. Pero no por ello podemos bajar la guardia. La vacunación no sólo es útil para evitar la enfermedad, sino que puede ser fundamental para no complicar procesos de base. No olvides que la gripe causa entre 1.500 y 3.000 muertes cada año debido a complicaciones de patologías preexistentes. Los especialistas constatan que el año pasado se incrementó el número de vacunaciones (un 2% más en mayores de 60 años, y se llegó a vacunar hasta un 67% de los mayores de 75).

Publicidad

Niños y abuelos
Los niños son las primeras víctimas, y ellos contagian a los abuelos. Como en estas fechas muchos son los que los llevan al colegio, habrá un pico de incidencia que bajará en vacaciones. El Dr. Viejo Bañuelos, del Grupo de Estudio de la Gripe, señala que es pronto para saber cómo se desarrollará este año la enfermedad: “Si son los mismos virus, una gran parte de la población tiene ya sus defensas y será menos grave. Si se siguen las mismas pautas de vacunación, iremos reduciendo cada vez más las complicaciones mortales”.

Lo más popular

Quién debe vacunarse
•Personas a partir de 65 años.
•Personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
-Niños (mayores de seis meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares.
-Niños (mayores de seis meses) y adultos con enfermedades metabólicas, incluyendo diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, anemias, asplenia, síndrome de Down, demencias y otras. 
-Niños y adolescentes, de seis meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico.
-Embarazadas con complicaciones.
•Personas que conviven en residencias, instituciones o en centros, que prestan asistencia a enfermos crónicos.
•Personas, incluidos niños mayores de seis meses, que conviven en el hogar con grupos de alto riesgo por su condición clínica especial.
•Otros grupos:
-Personas que trabajan en servicios públicos esenciales.
-Trabajadores de emergencias sanitarias, instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento.
-Cuidadores de pacientes de alto riesgo o mayores.

Qué hacer si llega
Las personas mayores, si tienen fiebre alta durante más de 48 horas, deben acudir a un centro sanitario.
En los demás casos, el tratamiento debe ser primero aislamiento (para no difundir el virus) y, después, reposo, hidratación y analgésicos si hay dolor.
Se calcula que la cuarta parte de las personas que contraen la gripe precisa una baja laboral. Hay que tener en cuenta que las enfermedades respiratorias, entre las que se encuentra la gripe, son la causa más frecuente de absentismo.

La eficacia del propóleo
El dolor de garganta es algo que acompaña con frecuencia a la gripe. Aliviar sus molestias es posible con productos naturales como el propóleo o el regaliz, que resultan muy eficaces para aliviar la garganta. Sus propiedades antiinflamatorias los convierten en un aliado perfecto para las inflamaciones de garganta.