Cómo evitar los dolores de espalda

Debemos cuidar la postura corporal, ya que quien padece estos dolores de niño puede sufrirlos de forma crónica cuando sea un adulto.

Lo más popular

Los dolores de espalda y articulares son los más comunes. Un tercio de los españoles acude al médico al menos una vez al año por este motivo, y el 22% de la población adulta padece alguna enfermedad reumática, siendo las más frecuentes la artrosis, la lumbalgia y la osteoporosis.

En la columna lumbar, la rodilla, las cervicales y el hombro es donde se localizan más dolores. La causa más común es la artrosis y después las afecciones de partes blandas de origen no traumático, como la tendinitis.

Publicidad

Los especialistas señalan que la mejor prevención del dolor de espalda radica en el ejercicio físico, por su contribución al desarrollo muscular y su coordinación. Por ello, debe hacerse de forma constante.
 

No nos sentamos bien

Debemos vigilar, además, la forma de sentarnos. Hay que hacerlo lo más atrás posible en la silla y manteniendo el respaldo recto. Los brazos y los codos deben estar apoyados. También hay que cambiar de postura frecuentemente.

Lo más popular

Para cuidar las articulaciones evita el sobrepeso. Recuerda también que las mujeres, al llegar a la menopausia, padecen más problemas articulares. Con los años el cuerpo pierde la capacidad para producir colágeno, que es la principal proteína de las articulaciones. Puedes incluir en tu dieta carne roja, blanca o pescado, pero también puedes ayudarte con complementos alimenticos a base de colágeno que no tienen efectos secundarios.

Enfermedades Reumáticas

• La artrosis es la más frecuente de las enfermedades reumáticas. Se produce por la degeneración del cartílago que rodea cada uno de los huesos que forma la articulación. A partir de los 65 años afecta a más del 30% de la población.

• Merece una especial mención la rodilla, pues afecta a más del 10% de la población. Es más frecuente en mujeres, en grupos de edad avanzada y en obesos. Produce un dolor de intensidad variable, rigidez y a veces inflamación.

• En cuanto a las manos, la artrosis produce un déficit de la capacidad funcional y se estima que afecta a dos millones de personas.

• El desgaste producido por el roce de las articulaciones (rodillas, manos y muñecas y espalda) provoca dolor. Con la edad se pierde el colágeno de las articulaciones y es necesario reponerlo.

Niños, ¿llevan mucho peso?

La Fundación Kovacs llama la atención sobre el excesivo peso que soportan los escolares con sus mochilas. Además, señala que en España, ya antes de los quince años, el 51% de los chicos y casi el 70% de las chicas ya han padecido alguna vez dolor de espalda. Quien lo padece tiene muchas más posibilidades de sufrirlo de forma crónica en la edad adulta.

El peso de la mochila no debería sobrepasar el 10% del peso corporal, cuando normalmente llega al 30%. La alternativa sería una mochila con ruedas. Sin embargo, si la mochila es de tirantes, lo mejor en edades tempranas es situarla relativamente baja, en la zona lumbar, tan cerca del cuerpo como sea posible y sujeta con un cinturón de manera que no se mueva golpeando la espalda.