Cuida tu corazón

Controlar la hipertensión está en tus manos. Unos hábitos saludables, ejercicio físico y una dieta baja en sal contribuyen a prevenirla. Si eres hipertensa te ayudará medirte la presión arterial en casa.

Lo más popular

Hay muchos factores que pueden provocar hipertensión arterial: herencia genética, sobrepeso, sendentarismo, consumo de alcohol, anticonceptivos orales… Para prevenirla, lleva una dieta saludable, baja en sal y haz deporte.

La tensión arterial tiene dos componentes: la sistólica (el número alto, que debe ser menor de 130mmHg) y la diastólica (el número más bajo, que debe ser inferior a 85 mmHg). Valores superiores indican riesgo de desarrollo de hipertensión, principal causa de los accidentes cardiovasculares y factor de riesgo de la arteriosclerosis e insuficiencia renal. La hipertensión ‘ataca’ sin previo aviso, no duele y no provoca síntomas. De ahí la importancia del autocontrol periódico en casa, clave para el bienestar y para reducir el riesgo de cardiovascular.
 

Publicidad

Autocontrol de la tensión en casa
Un tensiómetro automático en casa aporta al médico la evolución de la presión arterial. Sigue unos consejos básicos:  

1. Usa un tensiómetro validado. Consulta a tu médico o al farmacéutico.

2. Un día a la semana. Tómate la tensión por la mañana y por la noche.

3. Durante la medición. No fumes, no bebas, ni hagas esfuerzos físicos.

4. Sin ropa que oprima el brazo. Siéntate sin cruzar las piernas y con la espalda apoyada.

Lo más popular

5. El tensiómetro, dos cm. por encima del codo. Si es de muñeca, coloca el brazo a la altura del corazón.

MUJERES E HIPERTENSIÓN

En la madurez aumenta la incidencia

Por norma general, las mujeres presentan unos valores de presión arterial inferior a los hombres. Sin embargo, con la edad, sobre todo a partir de los 60, aumenta de una forma sistemática en la mujer. Según estudios, el tratamiento hormonal sustitutivo, en edad de la menopausia, puede producir una elevación de la presión arterial en muchas féminas, lo que podría originar hipertensión. Lo mismo sucede con los anticonceptivos orales. Para mayor seguridad, conviene un control ambulatorio y, en casa, hacer un seguimiento con un tensiómetro automático.

Dieta: Una alimentación rica en frutas, verduras, legumbres y baja en sal

Recuerda que el sobrepeso causa hipertensión. Por eso, mantener una dieta cardiosaludable te ayudará a controlar tu presión arterial. Confía en lo verde: frutas frescas de temporada, como la manzana, uvas, naranja, mandarinas…Verduras, frutos secos y legumbres, pan integral y aceite de oliva. Di no a la sal (enriquece tus platos con laurel, nuez moscada, ajo, cebolla, pimienta, eneldo, romero…); restringe procesados (congelados e industriales) y grasas hidrogenadas (bollería). No olvides que hay muchos alimentos ricos en sal: quesos, aceitunas, bacon, jamón.