Vida práctica: el vino, el pequeño placer de estas fiestas

Forma parte de nuestra cultura y nuestra historia, nos acompaña en los momentos más alegres de nuestra vida; es, en definitiva, el ingrediente perfecto de la receta de la felicidad. Eso sí, bebido con moderación.

Lo más popular

Ya los egipcios empezaron a disfrutar de él y sus beneficios. Y hoy, 3.000 años después, constituye a menudo el complemento ideal de una buena comida. Apreciado por su sabor, textura, cuerpo, color, aroma y variedad, el vino acompaña en muchas mesas españolas, el país de la saludable dieta mediterránea, y será uno de los protagonistas en estas fechas que se acercan.

Y es que saborearlo es un pequeño placer asociado a los momentos más felices de la vida: a las risas y a la comida, al diálogo y al buen humor, compartiendo mantel en buena compañía, brindando por un acontecimiento alegre, disfrutándolo en el hogar tras una larga jornada... El vino es, en definitiva, el ingrediente perfecto de la receta de la felicidad.

Publicidad

Eso sí, para conseguir degustarlo e incrementar el placer de cada cata, debe tomarse con moderación y no caer en su abuso, que sólo consigue que no se saboree y termine siendo perjudicial para el que lo consume e incluso para los que le rodean.
 

¿Cuánto es demasiado?
Depende de muchos factores: la edad, el índice de masa corporal, la etnia, el sexo, la historia familiar, el estado de salud y la medicación. Influyen también el ritmo con el que se consume alcohol y si se bebe comiendo.

Lo más popular

Incluso los niveles aconsejados varían de un país a otro. ¿Sabías que la bebida estándar más pequeña se encuentra en el Reino Unido (con 8 gramos de alcohol) y la mayor en Japón (19,75 gramos)? En España la bebida estándar tiene 10 gramos de alcohol: una unidad de bebida que contiene 10 gramos de alcohol puro equivale a 10 cl de vino.

En las mujeres, por ejemplo, se considera consumo moderado no más de dos unidades al día.

Recuérdalo: sólo con moderación disfrutarás, reirás, compartirás y saborearás de verdad.

La mejor forma de saborearlo

Disfruta al máximo del vino bebiendo con moderación y siguiendo estos consejos:
Conoce el vino que tomas: saber su origen incrementa el placer de la cata.
Bebe lentamente: tómate un tiempo para saborearlo.
Acompáñalo de una buena comida y un vaso de agua.
Consume con regularidad pequeñas cantidades en vez de darte un atracón.

Los peligros de su abuso

Causa de muerte
El abuso del alcohol es una de las principales causas de muertes prematuras (consecuencia de accidentes de tráfico, enfermedades hepáticas y violencia) y enfermedades evitables. Una de cada cuatro muertes entre jóvenes de 15 a 29 años está relacionada con su abuso. 
Enfermedades crónicas
El consumo excesivo de bebidas alcohólicas también está relacionado con enfermedades crónicas que, a la larga, reducen la calidad de vida, como hipertensión, problemas cardiovasculares, cirrosis hepática, adicción, lesiones cerebrales y algunos tipos de cáncer.
Consecuencias sociales
El uso indebido de bebidas con alcohol tiene un impacto negativo en el trabajo y la productividad y en los miembros de la familia (en especial los más pequeños de la casa) y amigos del consumidor, además de los problemas sanitarios inducidos por ese consumo excesivo.