Psicología: el buen humor ayuda

En momentos de crisis y tristeza, nada mejor que una sonrisa. Te beneficias tú y todos los que te rodean.

Se ha hablado mucho de los beneficios de la risa y el buen humor, de sus extraordinarios efectos sobre la salud, pero, además, el buen humor y una sonrisa son nuestros aliados para afrontar los problemas; quizá no vayan a solucionar una crisis como la que atravesamos, pero sí nos servirán a cada uno de nosotros para afrontar nuestros problemas y muchas veces para encontrar las mejores soluciones.

Publicidad

El poder de una sonrisa. Cuando las preocupaciones nos agobian, nuestra capacidad para pensar de forma creativa y eficiente se anula; problemas que afectan a la economía, el trabajo y la estabilidad nos arrastran a pensamientos obsesivos con los que rumiamos las amarguras. Lo único que conseguimos es sentirnos cada vez más desgraciados.

Llegados a estos límites lo mejor para rescatarnos de la obsesión es el sentido del humor, una sonrisa nos puede distanciar lo suficiente del problema para que nuestra mente sea capaz de reiniciarse. Compruébalo, preocúpate de los problemas pero busca un motivo para sonreír, así entrará aire fresco en tu mente y con él nuevas perspectivas.

Utiliza la psicología positiva. Es sencillo y eficaz. Se trata de buscar el lado positivo ante una adversidad. De las malas experiencias se puede aprender mucho, te hacen más fuerte y adquieres nuevos recursos, pero, para aprovecharlas, necesitas un estado emocional positivo. La mejor forma de conseguirlo es con buen humor.