El sol que te da mientras conduces tiene efectos devastadores para tu piel y tus ojos

Si creías que lo peor de ir en coche son los atascos, deberías reconsiderarlo.

Lo más popular

En las grandes ciudades los atascos están a la orden del día, pero no dejan de ser algo que solo pueden perjudicar a nuestro estado de ánimo. Sin embargo, hay un dato que desconoces y que afecta seriamente a nuestro cuerpo, especialmente en verano, cuando el sol incide con más fuerza.

Te hablamos de la cara, brazos y ojos. Tanto si eres copiloto como si eres conductora y pasas mucho tiempo en el coche, hay una parte de tu cuerpo que sufre mucho más que la otra por culpa de la radiación solar.

Publicidad

Esto se debe a que mientras el parabrisas de nuestro coche sí está equipado con una protección contra los rayos UVA, pero esta no se extiende a las ventanillas, que dejan pasar sin apenas filtro la luz del sol. Así que da igual que viajes con la ventanilla bajada para que entre brisa o que conduzcas con el aire acondicionado y las ventanillas cerradas, el daño será el mismo.

El doctor Brian Boxer Wachler del Instituto de la Visión Boxer Wachler situado en Beverly Hills realizó un estudio en el que analizaba los niveles de radiación UVA tras un parabrisas y tras las ventanillas laterales de un coche entre 1990 y 2014. El estudio muestra una diferencia chocante entre la radiación que pasa por ambos cristales. Mientras que el parabrisas nos protege del 96% de los rayos, las ventanillas laterales solo nos quitan un 71% de esa radiación. Esto tiene consecuencias para nuestra salud, especialmente la de la piel y los ojos.

Lo más popular

EL EFECTO DEL SOL EN NUESTRA PIEL

La doctora Doris Day, dermatóloga del Hospital Lenox Hill de Nueva York y experta en cáncer afirma que los rayos UVA penetran en una capa más profunda de la piel, provocando cáncer y envejecimiento prematuro a causa de la destrucción del colágeno de nuestra piel, según recogen en MedlinePlus.

Puede parecer algo abstracto y no nos imaginamos el daño real que causan estos rayos. Pero en 2012, la revista científica The New England Journal of Medicine publicó la fotografía de un camionero después de 28 años expuesto a los rayos de sol día tras día. La imagen habla por sí misma.

Este es su rostro cuando tenía 69 años, después de conducir un camión durante 28 años.

CÓMO SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA

Aplica protección solar siempre que salgas de casa y renueva la aplicación cada poco tiempo para que el sol no haga estragos en tu piel y tus ojos. Elige protecciones altas, sobre todo si tienes la piel clara.

Otra opción es elegir coches cuyas ventanas tengan protección contra los rayos UV. Si tienes un coche antiguo, puedes apostar por una lámina con filtro solar para las ventanillas laterales, tanto las de delante como las de los acompañantes que van sentados atrás. Pregunta en tu taller por ellas.