Vida sana: chequeos médicos imprescindibles

Si uno de tus propósitos para este año es cuidarte por dentro y por fuera, toma nota de los controles que debes hacerte a cada edad.

Cuanto más te cuides y más sana estés por dentro, más se te notará por fuera: en tu piel, en tu actividad, en tu ánimo... Te contamos los chequeos médicos que debes hacerte según tu edad. 

Eso sí, no hagas más de los necesarios porque no todos los chequeos son imprescindibles. ¿De qué te serviría hacerte un escáner cada cierto tiempo más que para alarmarte innecesariamente? Las pruebas deben recomendarlas los médicos en función de los antecedentes familiares y el historial clínico del paciente.

Publicidad

No habiendo problemas de salud, las revisiones periódicas recomendadas son las siguientes.

Antes de los 20 años
Se recomienda controlar el peso, revisar vista y oído y llevar al día el calendario vacunal. En caso de las jóvenes con relaciones sexuales, deben acudir al ginecólogo para descartar virus y realizarse citología.
 

Entre los 20 y los 30
A partir de los 21, toda mujer, tenga relaciones sexuales o no, debe hacerse una citología. Se deben mantener las revisiones de oído y vista; hacerse una exploración física (auscultación y control de tensión arterial) y una analítica. 

Lo más popular

Entre los 30 y los 40
A los chequeos anteriores, hay que sumar un control del tiroides, en especial si hay sobrepeso; y un electrocardiograma. Además, se recomienda controlar lunares y manchas.

Entre los 40 y los 50
Además de las pruebas anteriores, se debe comenzar con las mamografías. Si fumas, hazte una espirometría. En esta época se debe hacer un control especial de la vista, ya que empieza la presbicia. En esta franja de edad, aumentan también los casos de desánimo y depresión. Si te sientes decaída durante dos semanas, ve al médico.

A partir de los 50
Los controles deben ser más exhaustivos para detectar los riesgos cardiovasculares y tumorales. A partir de los 65 años también es importante realizarse una densitometría para detectar la osteoporosis.