La otitis en verano, muy frecuente

Bañarse en aguas frías sin tomar precauciones puede provocar la otitis del bañista. Uno de cada tres españoles sufre una infección de oído en verano, según un estudio de GAES.

Lo más popular

Un estudio elaborado por GAES revela que uno de cada tres españoles padece otitis, lesiones y afecciones auditivas durante los meses de verano. La más común es la denominada otitis del bañista, una dolorosa infección producida por la entrada de agua y humedad prolongada en el conducto auditivo externo. Desde GAES, el Dr. Juan Royo aconseja: "Lo más efectivo es la utilización de tapones que se adapten bien a nuestros oídos y que eviten la entrada de agua." Para mantener la salud de nuestros oídos, sigue unos consejos.

Publicidad

1. Mantén las orejas limpias y secas después de cada baño.

2. Báñate en piscinas o playas de aguas limpias. Bañarse en aguas contaminadas puede causar serias infecciones auditivas.

3. Entra en el agua poco a poco para que ésta no entre bruscamente en los oídos.

4. En los conciertos o ferias de verano, evita exponerte a ruidos muy fuertes y a corta distancia.

5. No uses bastoncillos, ya que pueden dificultar el sistema natural de limpieza que tiene el oído.

Lo más popular

En el avión: cambios de presión

Si eres sensible a los cambios de presión en el avión, tus oídos pueden resentirse. Estos cambios de presión causan molestias auditivas y pueden ocasionar una pérdida de audición temporal. En el avión, evita dormirte en el aterrizaje y el despegue. Puedes bostezar, mascar chicle o un caramelo para destaponar los oídos.

Estudio: el mar, el sonido favorito

Un estudio de GAES revela que el sonido favorito de los españoles es la relajante brisa marina. En el ránking le siguen la música y la lluvia. Por otra parte, según la OMS, en el mundo hay 350 millones de personas (5,3 %) con problemas de audición. En España esta tasa asciende al 8 %. 

Aire acondicionado: causante de molestias en los oídos

El aire acondicionado puede provocar molestias auditivas. Estos aparatos reducen la humedad ambiental produciendo un ambiente artificial frío y seco, lo que afecta a las vías respiratorias. Según el Dr. Royo, "los procesos irritativos o inflamatorios en las vías respiratorias, por permanecer en estos lugares, afectan también a los oídos."