Psicología: cómo mantener una relación madura

Tener pareja no puede ser un modo de evitar la soledad; para encontrar la felicidad, además de compañía, hay que intentar que la pareja mantenga una relación sana.

Madurar en el amor es conseguir que, además de la pasión, nazca una profunda amistad. Cuatro reglas imprescindibles para conseguirlo:

Una buena comunicación. Saber transmitir y escuchar, poder comunicar al otro nuestros sentimientos… Todo es importante y hay que esforzarse a diario por hablar y escuchar con interés, así crecen la confianza y la seguridad.

Mucha tolerancia. Para aceptar al otro como es. Es la única manera de evitar que cualquier tontería acabe por crisparnos.

Publicidad

Siempre con respeto. Está por encima de la confianza y de las palabras, es un sentimiento que se expresa y se percibe en la actitud que cada uno mantiene en la relación. Respetar a tu pareja es no sentirte jamás superior.

Una confianza absoluta. Los celos impiden crecer a tu pareja como individuo. Todos necesitamos nuestro espacio; habrá ocasiones para compartir en pareja y otras para hacerlo individualmente.