5 tipos de agua y sus beneficios para tu salud

No solo es importante saber qué comemos, también debes saber qué tipo de agua bebes y cómo afecta a tu salud.

Al igual que pensamos que debemos ingerir alimentos de calidad, también hay que darle importancia al agua que bebemos. Por eso, la experta en nutrición Patricia Pérez nos habla de las aguas mineromedicinales que más beneficios reportan a nuestra salud.

Este tipo de aguas pueden tener dos orígenes principales y con ellos, dos composiciones diferentes:

1. Pueden proceder de la infiltración del agua de la lluvia o del agua del mar en la tierra. Suelen ser ricas en calcio magnesio y nitrato.

Publicidad

2. Otras aguas aparecen en zonas de regiones volcánicas y emergen a presión. Las de este tipo tienen, entre la mayoría de sus componentes, potasio, boro, flúor y silicio.

Cada tipo de agua tiene una cualidad única. Sus propiedades dependen de la estructura molecular, de las sustancias disueltas, de la temperatura y de la presión con la que emergen a la superficie.

CLORULADAS. Tienen un 20% de cloruros y pueden ser fuertes, medias o débiles. Vienen bien para las afecciones ganglinosas, digestivas o cardiovasculares.

Lo más popular

SULFATADAS. Predomina el ion de sulfato. Pueden ser sódicas, que disminuyen la eliminación de glucosa por la orina, o magnésicas, que protegen la pared del estómago.

CARBOGASEOSAS. Contienen ácido carbónico libre. Vía oral son diuréticas y aumentan la absorción de hierro y calcio. Vía tópica estimulan la amplitud de movimientos respiratorios.

SULFURADAS. Contienen sulfuro como mineral predominante. Tienen indicaciones para afecciones respiratorias y hepáticas.

FERRUGUINOSAS. Son gaseosas porque van acompañadas de bicarbonato. Ayudan a absorber hierro.

Estas aguas también se encuentran en balnearios, por lo que no sólo obtendrás todos los beneficios que tienen de ingerirlas, también acudiendo a uno de estos santuarios del bienestar.

VÍA Woman'sDay