Novias: todo perfecto para el gran día

Si necesitas engordar o adelgazar, si estás nerviosa, te duele la cabeza o te sientes hinchada... sea cual sea tu caso, te damos la solución.

Dieta para engordar
Si con los nervios has adelgazado demasiado, te damos las claves para aumentar de peso: realiza cinco comidas al día; desayuna tostadas con mantequilla; a media mañana y media tarde toma requesón con miel o frutos secos, un bocadillo pequeño, un bizcocho o chocolate; come siempre con pan y toma patatas de guarnición con los segundos platos.

Adiós a los nervios
Relaja la tensión lógica de cara a tu enlace de forma natural. Alimentos que ayudan al organismo a mantenerse relajado son el plátano, las almendras, el germen de trigo y la levadura de cerveza. También puedes tomar alguna infusión relajante, como hierbabuena, pasiflora o tila. Ten a mano siempre una barrita de regaliz: calma el hambre y es antiestrés. Practica ejercicio y respiraciones profundas.

Publicidad

¿Dolor de cabeza? No, gracias
Cuando se acumula estrés, ansiedad y nervios es habitual que se produzca dolor de cabeza tensional. Toma un baño caliente para relajar cuerpo y mente, resérvate diez minutos al día para practicar respiraciones profundas, camina al menos 30 minutos al día, no abuses de alcohol ni alimentos como queso, embutidos, frutos secos o chocolate, y duerme ocho horas al día.

Lo más popular

Evita el vientre hinchado
Para ponerle solución al antiestético hinchazón de abdomen toma alimentos ricos en fibra, aunque evita algunos como cereales o lechuga, que producen gases; come despacio, reduce la sal y bebe dos litros de agua al día. En el caso de que sea hinchazón premenstrual, apuesta por espárragos, puerros, melón, uvas, manzanas y piña. Las infusiones de cola de caballo e hinojo son muy beneficiosas.

Dieta para adelgazar
¿Con los nervios te ha dado por comer y has engordado? Sigue nuestros consejos y baja esos kilos de más: toma una alimentación variada pero con moderación, disminuye el consumo de azúcar, sal y alcohol; apuesta por alimentos integrales; alíate con verduras y frutas (perfectas para cuando quieras picotear), evita las grasas, despídete de la comida basura, bebe mucha agua y ¡muévete!