​Salud: Oír bien previene enfermedades

​Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Mayores, los expertos recuerdan la importancia de las revisiones de oído para paliar la pérdida de audición.

Lo más popular

En el Día Internacional de las Personas Mayores, que se celebra el 1 de octubre, es fundamental subrayar la importancia de la salud auditiva. Un 58% de los mayores de 50 años reconoce haber notado que su nivel de audición ha empeorado con la edad. La baja audición es la patología más frecuente en la tercera edad, después de la hipertensión y la artrosis. En la mayoría de los casos este problema podría resolverse con la aplicación de un audífono. La prueba es de lo más sencilla: una otoscopia para descartar tapones de cerumen; y una audiometría para medir la capacidad del oído interno.

Publicidad

Contra el deterioro cognitivo

Según estudios recientes una correcta audición puede prevenir el deterioro cognitivo. De hecho, neurólogos norteamericanos estudian la conexión entre la pérdida de oído y el declive mental y aconsejan que los mayores deben tomarse el problema de la audición en serio. Y es que quien no oye bien padece con mayor rapidez un deterioro cognitivo importante, en un período más corto que los que oyen bien de su misma edad.

Lo más popular

En los mayores, la pérdida de oído tiene repercusiones importantes, ya que la persona que no oye se aísla y no participa del grupo social. Y éste es quizá el mayor riesgo: hay estudios objetivos que señalan que es precisamente la soledad uno de los mayores riesgos de desarrollar enfermedades asociadas a la mente.

La pérdida de la audición

  • La primera consecuencia de la pérdida de audición es de tipo funcional: se limita la capacidad de la persona para comunicarse. En el caso de los niños, la sordera puede retrasar el desarrollo del habla
  • También tiene efectos emocionales. Los problemas de audición pueden generar sensación de soledad, aislamiento y frustración. Sobre todo, en las personas mayores.