Cuando llega la menopausia

Casi cuatro millones de españolas tienen la menopausia, un trastorno hormonal caracterizado por el cese de la menstruación, que no tiene por qué afectar negativamente a su estilo de vida.

Lo más popular

La menopausia es el resultado del desequilibrio hormonal por el que la mujer deja de ovular y, por tanto, de tener la menstruación. Casi cuatro millones y medio de españolas tienen la menopausia, y de ellas, 2,5 millones (el 60%) creen que esta alteración hormonal repercute en su calidad de vida.

Aunque las molestias asociadas a este proceso son menores, hay algunas circunstancias que deben tenerse en cuenta: porque es a partir de ese momento cuando la osteoporosis avanza, cuando los problemas cardiacos pueden presentarse (ya que aumenta la tasa de colesterol) y se tiende a ganar peso.

Publicidad

Actividad física
Practicar ejercicio es importante para conseguir beneficios cardiovasculares, como la modificación de las lipoproteínas y la mejora de otras funciones vasculares. Además, el deporte ayuda a mantener la fuerza del músculo y
a densidad mineral ósea y a evitar caídas.
 

Incrementar el calcio
Debido al proceso de envejecimiento hay una reducción en la síntesis de los precursores en la piel de la vitamina D, que es básica para la absorción de calcio y fortalecer el hueso. También, para conseguir una adecuada síntesis de vitamina D se recomienda la exposición al sol durante quince minutos diariamente, si es posible. A partir de los 65 años es común necesitar un suplemento de 400 UI (Unidades Internacionales-valor de medida de la vitamina D) todos los días.

Lo más popular

Problemas de sueño
Casi la mitad de las menopáusicas padecen insomnio. Parece ser que la falta de estrógenos puede dificultar la llegada del sueño y sobre todo puede fragmentarlo. Hay teorías que señalan que el cerebro modifica las hormonas sexuales y las convierte en psicoactivas. Durante la etapa fértil el cerebro funciona bajo la influencia de hormonas fundamentales en la regulación del sueño y la vigilia; pero al disminuir en el climaterio y en la menopausia el cerebro no tiene esa función reguladora, por lo que empeora el sueño.

Sexualidad
Casi una quinta parte de las mujeres en edad menopáusica se queja de sequedad vaginal y doce de cada cien encuestadas reconoce sentir algún tipo de dolor durante sus relaciones. Muchas mujeres relatan padecer irritabilidad, impaciencia, malhumor, síntomas claros de una depresión leve, insomnio. Y en casi todos los casos, una variación  en la sexualidad. Hay estudios que señalan que si el varón comprende la situación y manifiesta interés por todo lo que la mujer está atravesando, tanto los síntomas psicológicos como los físicos son mucho menos notables.