Descubre la diabetes insípida

Esta enfermedad hormonal nada tiene que ver con la diabetes “mellitus” ligada a la ineficiencia de la insulina. Sus síntomas son una necesidad frecuente de beber y orinar.

Lo más popular

Siempre que hablamos de diabetes, solemos referirnos a esa enfermedad ligada a la ineficiencia de la insulina, bien por causas hereditarias o por la obesidad.
 

No tiene relación con el azúcar
Pero hay otra diabetes, la llamada insípida, que no tiene relación con el azúcar. Es una enfermedad hormonal, y por fortuna, no muy frecuente. Uno de sus síntomas más característicos es la poliuria o necesidad muy frecuente de orinar.

Publicidad

Esta necesidad se debe a que la hormona antidiurética, llamada vasopresina, no actúa de manera eficaz, bien porque no se produce en cantidad suficiente o porque no llega al punto de actuación.

Similar en consecuencias es cuando se produce por un fallo en el mecanismo de la sed. Por ello, surge una necesidad casi constante de beber, y en consecuencia, una necesidad igualmente frecuente de orinar. Y también puede aparecer de manera temporal durante el embarazo.

Lo más popular

Tipos y causas
La diabetes insípida, poco frecuente, surge porque la hormona antidiurética, llamada vasopresina, no actúa correctamente.
•Cuando se trata de la diabetes insípida central, la que afecta a la producción de la hormona por el hipotálamo, las causas están en el cerebro.
•También algunos tumores en el cerebro pueden desencadenar el descontrol de esta hormona.
•La ineficacia de la vasopresina también puede producirse después de que haya habido una cirugía en la zona cerebral.
•La diabetes insípida renal surge porque, aunque el hipotálamo produce la hormona de manera correcta, es el riñón el que presenta especial resistencia a la vasopresina. Por este motivo, su acción resulta inútil.
•Esta enfermedad puede producirse en cualquier momento de la vida.
•El enfermo tiene unas ganas constantes de orinar por la ineficacia de esta hormona. Por eso, se dificulta el descanso nocturno.
•Además, siempre tiene sed, por lo que sus ganas de orinar son aún mayores.

Diabetes mellitus, la más común
Se caracteriza por el déficit o el mal funcionamiento de la insulina por parte del organismo.
Si el páncreas no produce suficiente insulina o ésta no actúa bien, la glucosa no puede entrar en las células y se acumula en la sangre.
Si el déficit es grande, es cuando comienzan los síntomas más llamativos de la diabetes, los que se conocen como las “P” de la diabetes.
1. La polifagia: Aunque coma, como la energía no llega a las células, siempre tiene hambre. Por eso, come mucho.
2. La polidipsia: Debe beber mucho porque el azúcar que se acumula en la sangre debe eliminarse con la orina.
3. La poliuria: Como bebe mucho, orina mucho.
4. El prurito o picor es otro síntoma común.
Hay dos tipos de diabetes “mellitus”. Una es la conocida como infantil o juvenil. Aparece antes de los 30 años y es necesaria la insulina para vivir. La del tipo 2 suele aparecer en personas mayores de 40 años. Suele desencadenarla la obesidad.

Soluciones
Siempre será el médico el que diagnostique la diabetes insípida. Si es por escasez de la hormona, la prescribirá en forma de aerosol o pastillas. Si es por resistencia del riñón, puede ser por el consumo de algunos fármacos como el litio. También puede ser hereditaria.
Por lo general, con el tratamiento, el problema se resuelve aunque se debe controlar el consumo de líquidos y la orina producida.