Psicología: ¿Quién es una buena madre?

Es posible que a veces te compares con las otras, que dudes y te preguntes si eres una buena madre, pero lo cierto es que, afortunadamente, se han roto muchos estereotipos y lo importante no es dejarlo todo y tratar de ser perfecta, ni si quiera es conveniente, al contrario, lo ideal es llegar a ser una madre suficientemente buena.

Lo mejor para tus hijos
La mejor madre es la que no se siente culpable, la que sabe que a veces se equivoca y a pesar de ello sigue confiando en sí misma y en la capacidad de sus hijos para superar algunas dificultades. Una madre “perfecta” no da la oportunidad a sus hijos de crecer y de aprender, sin embargo, de algunos de tus errores es de los que tus hijos aprenden a ser independientes y superarse, y de tus ausencias a buscar otros apoyos y desarrollar habilidades imprescindibles.

Publicidad

Calidad y variedad es lo que de verdad necesitan
Más de una vez habrás oído decir que es más importante la calidad del tiempo que le dedicas a tu hijo que la cantidad, y es cierto, pero además de calidad necesita variedad, le conviene recibir cuidados y atención de otras personas, al menos los de su padre y otros familiares.

Afectiva, no absorbente
Un niño se desarrolla mejor cuando establece vínculos de apego con más personas. Necesita la proximidad de otras personas  para desarrollar sus habilidades sociales. Ser una buena madre significa ser generosa a la hora de compartir a tu hijo, ser sensible sin ser absorbente y no olvidarte de ti misma.