Adelgaza sin perder energía

¿Sabías que los hidratos de carbono son nuestra principal fuente de energía? El problema es que el exceso de algunos carbohidratos provoca sobrepeso y colesterol. Te contamos qué debe tener tu alimentación diaria para bajar tu peso sin bajar tu vitalidad.

Lo más popular

Si estás pensando en ponerte a dieta, seguro que una de las principales dudas que te asaltan es si los hidratos de carbono engordan o no; incluso estarás planteándote retirarlos de tu alimentación. Ni se te ocurra, son fundamentales para el día a día, aunque sí es cierto que el tipo de carbohidratos es clave en el control del peso. Te contamos cómo funcionan en tu organismo, cuáles te convienen y cuáles no y cómo darte algún que otro capricho, con ayuda de la dra. Vidales. Conociéndolos descubrirás la alimentación ideal para estar llena de energía y en tu justo peso.

Publicidad

-¿Por qué no podemos prescindir de los hidratos de carbono?
-Porque son la fuente de energía más importante. La mayor parte de calorías que consumimos deben proceder de ellos y son la base de la pirámide de la alimentación, junto al ejercicio físico y el agua. Los principales nutrientes durante el día son: 44% de hidratos de carbono; 39% de lípidos o grasas y 17% de proteínas.
 

Alimento para el cerebro
-¿Qué son exactamente?
-Son compuestos orgánicos de carbono, hidrógeno y oxígeno cuya función esencial es aportar energía al organismo, en forma de glucosa, una energía de vital importancia para el sistema nervioso y el cerebro, cuyas células necesitan diariamente un aporte equilibrado de glucosa.

Lo más popular

-¿Los hay buenos y malos?
-Los hay de dos tipos. Existen hidratos de carbono de absorción lenta, como las hortalizas, y rápida, como los dulces (complejos y simples, respectivamente). La diferencia entre unos y otros reside en la velocidad de absorción en el organismo; es decir, el tiempo que pasa desde que los tomamos hasta que son utilizados. Esto depende de su índice glucémico (la rapidez con que elevan la glucemia sanguínea).

-¿Cuáles engordan y por qué?
-Los valores de glucosa en sangre deben permanecer dentro de unos límites. Cuando los sobrepasamos, el páncreas segrega insulina, cuya función es transportar el azúcar de la sangre a las células. Si esa secreción aumenta abruptamente debido al consumo de carbohidratos de absorción rápida, las células reciben más glucosa de la necesaria, ocasionando un exceso de energía que acaba almacenándose en el hígado en forma de glucógeno. Una vez que la reserva de glucógeno está completa, el exceso se transforma en grasa. Posteriormente, puede dar lugar a una bajada de glucosa sanguínea, con una repentina sensación de hambre y de fatiga, que provoca la necesidad de ingerir azúcares simples nuevamente.

Un menú equilibrado
Una buena alimentación debe constar cada día de un 44% de hidratos de carbono. Puedes tomarlos así:

DESAYUNO
• 1 o 2 tostadas de pan integral con 1 cucharadita
de café de aceite de oliva
+ un zumo de fruta natural + café con leche 

MEDIA MAÑANA
•1 pieza de fruta

COMIDA
•Opción 1. Arroz/pasta combinado con ensalada de vegetales frescos (plato único)
•Opción 2. 1 patata cocida + 1 filete de mero plancha

MEDIA TARDE
•1 yogur

CENA
•Sopa de fideos + tortilla de espárragos trigueros + 30 g de pan integral