Psicología: verano en tu ciudad

Cada verano, miles de personas se quedan en su ciudad por falta de presupuesto o porque no tienen vacaciones, pero, con un poco de imaginación, a pesar de problemas y obligaciones, cada cual puede vivir el verano a su manera en su propia ciudad.

Si eres de los que te quedas en verano en tu ciudad no deprimas. Piensa en disfrutarlas viendo el lado positivo de una situación que tampoco puedes dejar que se convierta en un drama.

El secreto es planteártelo como una oportunidad. Tómatelo así y piensa que quizá en esta época tu ciudad te ofrece un atractivo especial; más tranquila, más llena de luz, más viva de noche y toda a tu disposición.

Publicidad

Todo lo que tienes que hacer es buscar algo distinto para saborear cada día durante el tiempo que dispongas: un paseo al atardecer por los parques más bonitos, una terraza animada por la noche, algunos cines y espectáculos, y domingo de excursión o en la piscina.

Seguro que al alcance de tu mano hay cientos de rincones y motivos para que otros vengan desde cualquier otra parte e inviertan su tiempo y su dinero en ellos, pero que tú aún estás por descubrir.

Es la ocasión de pensar en ti

Si parte de tu familia y amigos están fuera, sé por fin un poco egoísta, regálate tiempo y dedícalo a alguna de tus aficiones: leer, practicar tu deporte favorito o simplemente poner en orden tus cosas y tus ilusiones. Este verano tú también puedes tener tus vacaciones, sólo tienes que proponerte romper con las rutinas y hacer cosas diferentes.