Claves para no tener estrés

Las rutinas del día a día pueden generar episodios de estrés. Un poco de ejercicio y una dieta equilibrada te ayudarán a recuperar el bienestar físico y emocional.

Lo más popular

La conciliación de la vida familiar y laboral, los horarios, el exceso de tareas y el tráfico pueden causar episodios de estrés. En caso de padecer un trastorno de este tipo, el cerebro envía unas señales químicas, entre ellas la adrenalina, que activan la secreción de hormonas de la glándula suprarrenal.

El cuerpo comienza entonces a liberar cortisol como respuesta al estrés y se produce una reacción en cadena: el corazón empieza a latir más rápido, sube la presión arterial y aumenta la insulina.

Publicidad

Esta serie de reacciones no son dañinas a corto plazo, pero si persisten en el tiempo pueden producir ansiedad y alteraciones en el sueño.

Ansiedad y apetito

Incorporar a nuestra vida hábitos saludables, como un poco de actividad física al día y una dieta equilibrada y variada nos ayudará a recuperar el bienestar físico y emocional. Son recomendables las verduras, frutas y carbohidratos de absorción lenta (cereales integrales), que nos proporcionan energía. Estos mantienen un nivel constante de azúcar en sangre y nos sentiremos saciados por más tiempo. Al contrario que los alimentos procesados, como la bollería industrial, que son de absorción rápida. Tendremos una sensación de saciedad a corto plazo, lo que puede generar ansiedad debido al hambre.

Lo más popular

Dieta anti-estrés

Que no falten en tu cesta de la compra las frutas y verduras ricas en vitamina C, como los kiwis y los cítricos. También son tus aliados el plátano (rico en calcio, potasio y magnesio),

El brócoli, las acelgas y las espinacas; los lácteos y los cereales integrales (pasta, arroz). Evita alimentos procesados, dulces y café (contiene estimulantes, como la cafeína).

Caminar al aire libre

Algunos dolores musculares en hombros, espalda y cuello, pueden tener su origen en el estrés. Para liberar tensiones es aconsejable un poco de ejercicio al día.

Aprovecha la buena temperatura de primavera, cálzate las zapatillas y ponte a caminar unos minutos. Mejor al aire libre, ya que los espacios verdes transmiten tranquilidad y calma. Deportes como la marcha, el running, el yoga o la natación favorecen la liberación de serotonina, responsable de la sensación de bienestar. Además, te ayudará a conciliar el sueño. Estudios recientes revelan que cuanto más sedentarios somos, nuestro cuerpo responde de una manera menos eficiente ante el estrés.

Tranquilidad natural

La Naturaleza nos ofrece algunas plantas como la Valeriana Officinalis L., ideal para períodos de estrés pasajero, agotamiento nervioso e insomnio. La Valeriana reúne numerosas propiedades naturales y terapéuticas: tiene acción sedante, es relajante del sistema nervioso central y ansiolítico natural. Adecuada para personas que mantienen un ritmo de vida acelerado porque ayuda a tranquilizar y favorece el descanso nocturno y el sueño reparador.

More from Diez Minutos: