Las claves para saber si haces suficiente ejercicio

Suecia es el país más deportista de Europa, según un estudio de la Universitat de Barcelona. En España aumenta la afición, pero está por debajo de la media europea.

Lo más popular

La práctica regular de deporte ve en aumento en nuestro país: según la Encuesta de Hábitos Deportivos en España, en 2015, más de la mitad de la población (un 53,5%) mayor de los 15 años practica deporte, ya sea de forma ocasional o periódica.

Pese a esta afición creciente, un estudio de la Universitat de Barcelona sobre los hábitos deportivos en Europa concluye que los españoles hacen ejercicio por debajo de la media europea. Los países de la UE que practican actividad física con más frecuencia son los nórdicos: Suecia, Finlandia y Dinamarca. Estos hábitos, además, están asociados a un nivel educativo y económico más elevado.

Publicidad

Salud para el corazón

En el extremo opuesto de este ránking se sitúan Grecia y Bulgaria, junto a Rumanía, Hungría, Polonia, Italia y Portugal. Para evaluar los hábitos deportivos, se tuvieron en cuenta varias categorías: las personas que no hacen deporte; las aficionadas de forma ocasional; las que lo practican con cierta regularidad y las asiduas al deporte.

La OMS recuerda que los beneficios que reporta la actividad física son innumerables: reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de hipertensión, protege de la diabetes, previene el estrés, la ansiedad y la depresión.

Lo más popular

150 minutos a la semana

- La OMS recomienda para los adultos hasta los 64 años, siempre atendiendo a las distintas franjas de edad, en torno a 150 minutos de ejercicio a la semana.

- Las actividades sugeridas son de ocio, como por ejemplo la práctica de deportes o de desplazamiento (montar en bicicleta, hacer marcha, caminar).

- Los mayores de 65 años pueden mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares y óseas y reducir el deterioro cognitivo y la depresión, gracias al ejercicio relacionado con el desplazamiento (caminar).

¿Y los niños?

La Organización Mundial de la Salud recomienda prevenir el sedentarismo infantil y aconseja a niños de 5 a 17 años una hora de actividad física diaria, tanto de intensidad moderada como vigorosa. Esta práctica no sólo hace referencia al deporte (natación, baloncesto o fútbol).

También engloba juegos en el parque, desplazamientos a pie al colegio o ejercicios programados, tanto en el patio de la escuela, como en el gimnasio o actividades de fin de semana en familia.