Alimentos para un verano saludable

Con el intenso calor, decimos adiós a las sopas calentitas y guisos para dar la bienvenida al gazpacho, las ensaladas y frutas.

Lo más popular

El calor y las altas temperaturas hacen que el organismo necesite menos poder energético, con lo que también es menor el apetito. Ese mismo calor nos lleva a una mayor ingestión de líquidos, por la necesidad inconsciente de hidratarnos. Por esta razón, los alimentos que más consumimos  en verano son frutas y verduras.

Verduras y frutas
Las verduras y hortalizas tienen una proporción de agua de más del 80% y no aportan grasas. Son muy ligeras, con pocas calorías, pero aportan mucha fibra y dan sensación de saciedad. Además, son una reserva importante de vitaminas y minerales. Las frutas pueden dividirse en dos grupos: los cítricos, con vitamina C y ácido fólico, y todas las demás como pera, melocotón, sandía y melón. Las primeras tienen muy pocas calorías y, en las segundas, éstas varían según su contenido en azúcares.

Publicidad

Pescado y huevo
Se consideran pescados blancos –no grasos–  la merluza, pescadilla y bacalao. Los azules –grasos– son la sardina, caballa y atún. Los primeros se digieren mucho mejor que la carne y, los segundos, te aportan proteínas, omega 3 y 6. En cuanto a los huevos, son el único alimento que nos proporciona proteína sin grasa. Ambos alimentos también conforman la dieta ideal veraniega.

Lo más popular

Normas para comer seguro
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dictado unas normas para mantener la seguridad de los alimentos en estas fechas.
cocer a 70 grados

Es importante elegir alimentos que hayan sido tratados con garantía de inocuidad (para no hacer daño). Hay que cocer bien los alimentos, a un mínimo de 70 grados. Al recalentar un alimento ya cocido, también hay que hacerlo a 70 grados. Debes evitar todo contacto entre alimentos cocidos y crudos.
la importancia de la limpieza

Mientras se preparan los alimentos, es importante lavarse las manos con frecuencia y no tocar ningún animal casero. En la cocina, hay que mantener una limpieza absoluta y cambiar con frecuencia los paños, por lo menos, una vez al día. Hay que proteger los alimentos del contacto con insectos, roedores y otros animales. Utiliza agua potable para cocinar.

La mahonesa, mejor de bote
En bar o restaurante, debes exigir que la mahonesa sea industrial. Tampoco debes olvidar que la tortilla de patatas es una de las causas más frecuentes de intoxicación alimentaria.

Bebidas estivales
La cerveza bien fresquita es una de las bebidas más demandadas con la llegada del calor. Tiene entre cinco y siete grados, por lo que es una de las de menor graduación alcohólica pero aporta calorías en abundancia. Tres cervezas tienen las mismas calorías que una paella.

Los sorbetes son otros de los preferidos en estas fechas. Sólo tienen un 15% de azúcar porque son básicamente agua con zumo de fruta.