Salud: mamá... otra vez he mojado la cama

Veinte de cada cien niños de cinco años padece enuresis o incontinencia nocturna. Apunta algunas soluciones.

Lo más popular

La enuresis o incontinencia nocturna no es un problema grave pero al niño suele afectarle notablemente. El pequeño intenta buscar el secreto para que nadie, fuera de su entorno más íntimo, se entere. Pero, en ocasiones, es un secreto a voces.

Micción involuntaria e inconsciente
Y es que, hoy por hoy, veinte de cada cien niños de cinco años se orinan en la cama. Sólo entre un 1% y un 2% de los casos pueden deberse a un problema orgánico.
Propiamente dicha, la enuresis es la micción involuntaria e inconsciente, al menos durante cuatro noches al mes, a una edad, los cinco años, en la que por lo general ya se ha adquirido el hábito de la retención y control de esfínteres.

Publicidad

Los datos que manejan los expertos indican que, a los cinco años, el 80% de los niños ya tienen continencia. El resto moja la cama por la noche. A los ocho años, es un 7% y a los diez la cifra disminuye hasta un 5%.

Durante la primera etapa de la vida, el niño todavía no ha aprendido a controlar sus esfínteres. Pero hacia los cinco años, “debería” tener ese control establecido y, por una serie de razones, no lo logra. Las causas no se saben plenamente. Podría ser porque el pequeño sueña que está en el baño, porque tiene un sueño demasiado profundo o porque su sistema de alertas no funciona del todo bien. Pero el resultado es que siempre el mismo: una vez más el niño moja las sábanas, con lo que eso supone para él.

Lo más popular

Consejos a tener en cuenta
- No hay que tener prisa por retirar los pañales de los más pequeños. Una buena época es el verano de los dos o tres años.
- La enuresis es algo temporal y benigno pero, para el pequeño, representa un problema porque no se atreve, por ejemplo, a ir a dormir a casa de un amigo.
- No parece muy útil despertar y levantar al niño por la noche porque no coincidirá necesariamente con su vejiga llena.
- Tampoco es útil la prohibición de que beba agua por la tarde, porque el problema no es la cantidad de líquido ingerido sino de control de esfínter.
- Es importante que enseñes al pequeño a tener un horario miccional fijo.
- Solamente un 40% de los padres con hijos que padecen enuresis acuden al médico. Lo más grave es que algunos castigan a los niños.

La antidiurética
La hormona antidiurética, que aumenta su actividad por la noche, hace que el riñón filtre una menor cantidad de orina a la vejiga. En los que padecen enuresis, esta hormona puede estar inactiva o lenta. Esto provoca que la desmopresina, la hormona que reduce el volumen de fabricación de orina por la noche, esté disminuida. A los mayores de cinco años se les puede tratar con la hormona.

Las causas de la enuresis
Las causas de la incontinencia en niños no se conocen pero se apela a razones genéticas u hormonales.
También puede haber razones psicológicas. Es ya clásico el niño que, después de tener un hermanito, vuelve a hacerse pis en la cama.
No se puede decir que sea hereditario pero es tres veces más frecuente en niños en los que la madre o el padre lo padecieron. Si lo tuvieron los dos, el porcentaje sube al 70.
Se apunta a que el niño tiene el sueño demasiado profundo y no “oye” el aviso de su vejiga.