Prevenir el fracaso escolar

Con un nuevo curso, si tus hijos tuvieron problemas en el anterior, puedes intentar ayudarles para evitar que se repitan.

Si tus hijos tuvieron dificultades el curso pasado, no dejes que este año se repita. Para comenzar con buen pie, el secreto es motivarlos para el éxito, trabajar a su lado y demostrarles tu confianza.

Promueve un cambio de actitud. Comienza el curso sin reproches ni sermones, sólo sirven para angustiarte y transmitirle a tu hijo las nulas esperanzas que tienes en que este año las cosas vayan mejor. Si quieres que cambie de actitud, empieza por esforzarte para cambiar también la tuya y demostrarle tu ilusión y confianza.

Publicidad

Despierta su interés. La vuelta al cole no se puede convertir en una vuelta al aburrimiento y las dificultades. Transmítele optimismo y curiosidad por todo lo nuevo: el curso, las asignaturas, los profesores y amigos. Ambos debéis pasar página y pensar en positivo, la falta de motivación es uno de los factores que más conducen al fracaso escolar.

Establece un nuevo plan de trabajo. Planificar los horarios, los deberes, el tiempo libre y el resto de las obligaciones es fundamental. Procura ser realista para que tu plan se mantenga todo el curso, y no te centres sólo en los estudios, también es importante la vida familiar y las responsabilidades que deben asumir en algunas tareas del hogar.

También debes tener en cuenta

Escúchale y descubre sus sentimientos. Aunque lo oculten, la mayoría de los chicos sufren con el fracaso escolar, asumen los comentarios negativos de sus padres y se sienten incomprendidos. Escucha a tu hijo y ayúdale a descubrir su propia valía y habilidades; si alientas sus esfuerzos, aumentarás su autoestima y confianza en el éxito.