Este verano... ¡luce tu mejor cara!

La piel del rostro es especialmente fina, delicada y sensible. Cuídala al máximo y no dejes que el sol la estropee. Te damos las claves para conseguirlo.

Lo más popular

¡Estamos en pleno verano! Y, quizá, disfrutando de nuestras vacaciones al máximo: largas jornadas marineras bañadas de sol. Pero, ¡cuidado! Ya sabemos que el astro rey estimula la producción de vitamina D y fortalece los huesos, aumenta el optimismo, combate la depresión, hace que disminuya la presión arterial y mejora el aspecto de nuestra piel, pero, a la hora de exponernos al sol, debemos tomar precauciones para evitar daños. La fundamental, usar el factor de protección adecuado.

Publicidad

Pero, ¿qué pasa con la piel del rostro y el escote, más fina y sensible que la del resto del cuerpo? ¿Usamos el mismo producto? ¿Requiere un cuidado específico? ¿Hay alguna forma de evitar las manchas y las arrugas? A continuación, damos respuestas a tus dudas.

Lo más popular

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de tomar el sol es que no debes hacerlo en las horas centrales del día; es mejor a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde y que debes exponerte de forma progresiva. Protege tu cabeza y tus ojos con un sombrero y gafas de sol e hidrátate bebiendo agua aunque no tengas sed. Para la piel del rostro, utiliza cremas específicas de protección alta, ya que es más fina y sensible que la del resto del cuerpo.

La gama de protección solar para cara de Babaria incluye lo necesario para proteger y cuidar la piel de toda la familia. La crema factor 30 con aloe ofrece un plus de hidratación, además del poder cicatrizante y regenerador de esta planta. La segunda, una BB con rosa mosqueta, contiene pigmentos de color, que unifican el tono, por si quieres estar guapa en el chiringuito de la playa. También la hay especial para deportistas, por si quieres salir a correr, ligera y de rápida absorción, no gotea y resiste al sudor. Y una específica para cara y escote, zona que, sin darnos cuenta, en ocasiones descuidamos al pasear o vestir con ropa que deja expuesta al sol esa zona del cuerpo. También ofrece la de aloe con protección muy alta, que incluye acelerador del bronceado. Todas previenen las arrugas y las manchas.

Además de todos estos cuidados, para que luzcas tu mejor cara este verano, sigue una dieta sana, rica en hortalizas, verduras y frutas –recuerda que las fresas, además de estar riquísimas, también ayudan a proteger la piel de la radiación UVA–, duerme todas las horas que necesites, descansa y, sobre todo, sonríe. ¡Estás de vacaciones!