Salud: sarampión y tos ferina en adultos

Desde 2010, hay un rebrote de estas enfermedades en Europa. Los médicos insisten en la necesidad de la vacunación.

Lo más popular

En 2001 se implantó en España un plan para la erradicación del sarampión. Pero la realidad es que, desde 2010, se aprecia un rebrote. El sarampión se puede eliminar porque el hombre es el único reservorio del virus, que apenas sobrevive en el ambiente, y se dispone de vacuna efectiva, barata y duradera. Sin embargo, en España, como en la mayoría de Europa, se produce un incremento de casos.

Publicidad

Por eso, los expertos en salud pública han dado la voz de alarma porque el rebrote, que también se ha detectado en casos de tos ferina, está afectando a adultos y adolescentes.
Los médicos insisten en la necesidad de la vacunación porque los beneficios son individuales y colectivos.

Incide la inmigración
Los pediatras auguran más brotes de sarampión y de paperas debido a que los niños nacidos entre 1986 y 1987 recibieron una vacuna menos eficaz, pero más segura y de menores efectos secundarios. Por otro lado, también afecta la inmigración desde países donde no está establecida la vacunación general.

Lo más popular

Según el comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría, los rebrotes de sarampión se deben a esa inmigración: “Estamos vacunando a los niños pero con los mayores es mas difícil. Por eso ha habido rebrotes. Hay preocupación en todas las comunidades”.

Los datos del sarampión
Entre 2010 y 2012, España, igual que otros países europeos, ha sufrido una onda epidémica de sarampión. Se han registrado las mayores incidencias desde que se implantó el Plan Nacional de Eliminación de Sarampión.

En el año 2010, se contabilizaron 0,66 casos por 100.000 habitantes.

En el año 2011, 7,45 por cada 100.000 habitantes.

En el año 2012, hubo 2,54 casos cada 100.0000 habitantes.

La tosferina en datos
En cuanto a la tos ferina, desde 1998 hasta 2010 se produjeron tres ondas epidémicas con incidencias anuales que no alcanzaban los dos casos (menos de 1,9 por 100.000 habitantes).

En el año 2010, coincidiendo con la cuarta onda epidémica, la cifra se estableció en 1,9 casos por 100.000 habitantes.

En el año 2011, la incidencia se multiplicó, alcanzando los 7,2 por 100.000 habitantes.

Las mayores incidencias entre 2011 y 2012 se han registrado en Canarias y Cataluña, seguidas del País Vasco y Madrid. En Cataluña, se han descrito brotes de mayor entidad, entre 10 y 20 casos, y un brote comunitario con 111 casos.

LOS SÍNTOMAS
Sarampión: El contagio se produce por saliva o vía aérea. La época de mayor contagio es el otoño. Desde que te contagias hasta que aparecen los primeros síntomas, pasan diez días. Después, aparece una especie de catarro, con cansancio, estornudos, tos y ojos llorosos. Luego molesta la luz, hay fiebre alta y, cuando ésta remite, aparecen las manchas.

Tos Ferina: Producida por un bacilo, su característica principal es la tos en cascada. Esto te congestiona hasta que tienes un lapso y, al inspirar, se produce ese gallo tan característico.