Psicología: no puedo razonar con él

Las discusiones de pareja pueden perder el rumbo si no tienes las herramientas necesarias para saber dialógar.

El diálogo es la única herramienta para solucionar los conflictos de pareja, pero, cuando uno de los dos se niega a utilizarla, la tensión y la distancia crecen y cada vez es más difícil encontrar soluciones.

A veces, la costumbre nos hace pensar que vamos un paso por delante de cualquier cosa que pueda suceder a la pareja. Cuando esto sucede, dejar de escuchar y de razonar es la respuesta evidente, pero tras ella se esconde algunas de estas ideas o sentimientos:

Publicidad

Pensar que sabemos lo que el otro va a decir
Si tu pareja está convencida de que sabe lo que le vas a decir antes de que abras la boca, con toda seguridad estará convencida también de conocer tus intenciones y, en lugar de escuchar y razonar, tratará de zanjar el asunto de la peor manera.

Tratar de eludir los reproches
Tu insistencia, por más que pueda ser conciliadora, él no la considera un intento de buscar soluciones, sino una retahíla de quejas.

Lo más popular

Sentirse atacado
Es posible que tu pareja atraviese por un mal momento personal, que se sienta inseguro en la relación o vea dañada su autoestima. En momentos así es fácil que se sienta atacado y que se ponga a la defensiva.

La mejor estrategia
Probablemente la culpa no sea tuya, pero la solución sí puede depender de tu habilidad y paciencia. Trata de descubrir cuál es su problema, dale muestras de cariño y procura elegir el momento, si consigues sorprenderle con un mensaje que él no habría adivinado, sin reproches, quizá comprenda que sólo quieres lo mejor para vosotros.