¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

El día 29 atrasaremos el reloj una hora y comenzará el horario de invierno. ¿Puede influir en el sueño y en el estado anímico?

Lo más popular

Con el otoño llega el cambio de hora y la bajada de temperaturas: el domingo 29 atrasaremos el reloj 60 minutos, a las 03:00 las agujas deberán marcar las 02:00. El cambio más brusco que notamos es la luz: de un día para otro, las horas de luz solar se ven reducidas. Aunque la mayoría de las personas se adapta de forma gradual, a veces estos cambios medioambientales pueden alterar los biorritmos y el ciclo de sueño-vigilia, lo que afecta al estado de ánimo.

Publicidad

Los síntomas asociados son múltiples, como cansancio, apatía, irritabilidad, mal humor y trastornos del sueño, que pueden provocar hipersomnia (necesidad de dormir más horas) o insomnio. En ocasiones, intentamos hacer frente a las alteraciones del sueño con un aumento del consumo de café, por su contenido en cafeína.En caso de insomnio, la melatonina juego un papel esencial, ya que es la hormona que se encarga de regular el sueño. Al reducirse las horas de luz solar, se libera más melatonina, lo que provocaría una disminución de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad: esta bajada de serotonina podría generar sensación de cansancio y bajada de ánimo.

Lo más popular

El trastorno del sueño es frecuente en otoño. Además de los cambios de horario, otra de las causas del insomnio (35%) es el pensamiento reiterativo por la ansiedad y las preocupaciones, que pueden provocar despertares múltiples. Expertos en la Cátedra del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo Lo Mónaco recomiendan la técnica de 'la detención del pensamiento', que consiste en aprender a detener los pensamientos negativos intrusivos que alteran el descanso.

El cansancio, la apatía, el mal humor y la falta de sueño son síntomas asociados a la astenia otoñal. Lola Market (lolamarket.com) recomienda algunos alimentos ricos en nutrientes esenciales para mejorar estos malestares. Frutas como el plátano, la piña y el aguacate, ricos en triptófano, pueden contrarrestar estados de estrés. Incluye en tu dieta frutos secos, anacardos, nueces y avellanas, ricos en magnesio, que ayuda a reducir la fatiga y favorecen el descanso.

Cereales integrales (trigo integral, centeno o salvado de avena). Su alto contenido en fibra y triptófano lo convierten en un alimento ideal para hacer frente al cansancio y para mejorar la salud digestiva.

More from Diez Minutos: