No necesitan tanto regalo

Con la llegada de las fiestas, psicólogos y educadores, recuerdan a los padres que los niños no necesitan, ni es bueno, que tengan tantos regalos por Navidad.

Otro año más, psicólogos y educadores recuerdan a las familias la conveniencia de no pedir demasiados regalos a los Reyes o Papá Noel. Con crisis o sin ella, los niños necesitan aprender a valorar las cosas y merecerlas, porque ésa es la realidad a la que tendrán que enfrentarse cuando crezcan. A vosotros como padres os toca ahora elegir entre su educación o el deseo de colmar cualquier capricho, una decisión que es más fácil de tomar que de llevar a la práctica.

Publicidad

¿Qué número de regalos es el adecuado? Quizá no sea tan importante cuántos como cuáles, pero al menos a modo orientativo parece que una cantidad razonable se mueve en torno a tres regalos, eso sí, bien elegidos y tratando de que en su conjunto contribuyan a cumplir tres funciones: satisfacer los gustos del niño, ser educativos y favorecer su socialización.

Gastar más no te ayudará a elegir mejor. El juguete más caro no es el más apreciado. Al contrario, a menudo los padres ven con frustración cómo sus hijos arrinconan el riquísimo juguete para entretenerse con el más insignificante. El secreto para elegir bien es jugar con tus hijos, conocerles y prestarles la suficiente atención.

Pon de acuerdo a toda la familia

Hablar con los abuelos y el resto de familiares que vayan a hacer regalos a tus hijos es una buena decisión. No se trata de obligar a nada, pero sí de buscar coherencia entre todos, incluso sugerir a todos un poco más de austeridad. Pídeles a los abuelos o a los tíos que elijan regalos prácticos y no demasiado caros.