El DIU contra el cáncer de cérvix

Se ha demostrado que la utilización de este sistema anticonceptivo reduce un 50% el riesgo de padecer esta enfermedad.

Lo más popular

El DIU, el dispositivo intrauterino usado como sistema anticonceptivo reversible, reduce un 50% el riesgo de cáncer de cérvix.

Parece ser que el “cuerpo extraño” que es un DIU puede poner en marcha el sistema inmunitario y librarse así del virus del papiloma humano que es causa necesaria para que se desarrolle este tipo de cáncer. Se ha demostrado que sólo una fracción de mujeres infectadas con el virus desarrollarán más tarde este cáncer. Hay factores que pueden ayudar al desarrollo tumoral.

Publicidad

Las mujeres que han tenido siete o más embarazos tienen un riesgo cuatro veces mayor de cáncer cervical que las que no han tenido hijos. Las que han usado anticonceptivos orales diez años o más, tienen un riesgo cuatro veces superior a las que no los han usado. Las fumadoras tienen un riesgo dos veces mayor que las no fumadoras.

La investigación partió del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge y el Instituto Catalán de Oncología, donde se analizaron los datos de casi 16.000 mujeres con DIU. Se confirmó el descenso de la incidencia del cáncer de cérvix y se constató que su uso no aumenta el riesgo de infecciones.

Lo más popular

Qué es exactamente
El DIU es un dispositivo intrauterino que está entre los más utilizados como sistema anticonceptivo reversible. Es un artilugio de plástico que se implanta en el útero y que suele poseer un pequeño almacén de hormonas que se van liberando gradualmente. Como ventajas tiene su eficacia, duración y que, si surgen problemas, puede retirarse. Impide la fecundación pero no protege de enfermedades de transmisión sexual.

La importancia de la vacuna
El cáncer de cuello de útero es el segundo tipo de cáncer femenino en incidencia en todo el mundo. En Europa, se diagnostican cada año alrededor de 60.000 nuevos casos y es la causa de 30.000 fallecimientos. En España, tiene una tasa de incidencia del 7,2 frente al 13,48 de la media europea. Es una de las más bajas de Europa por los programas de detección precoz y los avances en los tratamientos en las primeras fases de la enfermedad. El uso del test de Papanicolau ha ayudado a su reducción. El virus del papiloma humano es causa necesaria para la aparición del cáncer cervical. Es un virus de transmisión sexual y muy extendido entre hombres y mujeres. La vacuna contra el papiloma acabará con él. La vacuna actúa contra los tipos de virus que, dentro de todos los del papiloma, pueden desarrollar un cáncer uterino. La vacuna fue diseñada para combatir los serotipos del virus que causan el 70% de los cánceres de cuello y el 90% de las verrugas genitales.