Psicología: ¿Del lado de tu hijo o del profesor?

Las relaciones entre padres y docentes deben ser correctas. Sigue los pasos.

Las relaciones entre padres y docentes no son siempre todo lo buenas que debieran. A menudo surgen conflictos por falta de entendimiento, y la causa más frecuente es la ausencia de una comunicación directa que evite malos entendidos.

El detonante más habitual de estos enfrentamientos es la falta de información o formarse una idea preconcebida de cualquier problema escolar basada en la información que da el hijo. La comunicación entre padres y profesores debe ser directa. Para ello:

Publicidad

1. No utilices al niño como mensajero. Incluso sin malicia, los niños olvidan transmitir los mensajes  o los transmiten incorrectamente.
2. Comprueba los hechos. Sea el mal comportamiento de tu hijo o una presunta injusticia del profesor, antes de sacar conclusiones, escucha su versión de los hechos.
3. Habla con toda claridad. El profesor debe tener claro desde el primer momento el motivo de tu descontento, tus preocupaciones y cómo deseas enfocar la solución a los problemas. Dar rodeos al asunto sólo crea más confusión.

Lo más popular

Un esfuerzo por parte de todos
La imagen de respeto, aprecio y consideración por tu parte hacia el colegio y sus profesores es decisiva para el buen comportamiento y rendimiento escolar de tu hijo. Aún en el caso de que se den discrepancias, hacer críticas delante del niño no es adecuado. El respeto entre padres y profesores debe ser mutuo y el objetivo de ambos, la educación de tu hijo. Algo por lo que merece la pena hacer esfuerzos.