11 superalimentos que necesitas en tu dieta

Hay alimentos buenos y después están los superalimentos. Estos productos contienen nutrientes, fibra y minerales por encima de la media, lo que los convierte en alimentos imprescindibles.

Cada día, nuevos alimentos llegan a nuestra mesa. Algunos son de toda la vida, pero ahora se ha recuperado su uso por su valor como alimentos súper nutritivos, llenos de minerales, fibras y grasas saludables indispensables para llevar una dieta sana y equilibrada. ¿Ya los tienes en tu cocina?

Publicidad

Kale

El kale es uno de los alimentos más de moda, muy usado en dietas de adelgazamiento porque solo tiene 45 kcal por cada 100 gramos de producto. No se puede pensar en un alimento sano o en un smoothie verde sin pensar en la col rizada o kale. Se cultiva en el norte de Europa y también en Norteamérica, donde es tan popular que tienen un día nacional del kale.

Entre sus propiedades más destacables está su alto contenido en hierro, más que la carne roja; en calcio, ya que supera a la leche de vaca entera; y en proteínas, vitaminas y minerales. El kale es considerado un producto anticáncer porque, además de vitaminas A, B6, C y K, contiene los dos antioxidantes que previenen esta enfermedad, carotenoides y flavonoides. Esta verdura también tiene efecto antiinflamatorio perfecto para luchar contra la artritis, el asma y algunas enfermedades autoinmunes.

La mejor manera de consumir el kale es en crudo, aprovechando así todas sus propiedades. Añadirlo en un smoothie, mezclado con otras frutas -está especialmente delicioso con manzana o lima-, y verduras es una opción muy saludable de empezar el día.

Pero no te quedes ahí, puedes hornear las hojas para hacer chips saludables; o bien puedes hervirlo o añadirlo a guisos y purés.

Publicidad

Quinoa

Pertenece a la familia de las quenopodiáceas al igual que las espinacas o la remolacha. Es considerada un pseudocereal por su composición y la forma de consumirlo. La quinoa es muy rica en proteínas, es fuente de minerales, especialmente de hierro. También tiene una gran cantidad de vitaminas y ácido fólico. Es muy rica en fibra, lo que la convierte en un alimento muy saciante.

Cuenta con una alta concentración en hidratos de carbono, por lo que es apropiada frente al cansancio y el agotamiento, aportando energía. Además, es perfecta para controlar los niveles de colesterol. Sirve para regular el tránsito intestinal y para combatir el estreñimiento. Al no tener gluten es apropiada para celíacos. Su índice glucémico es muy bajo por lo que resulta apropiada incluso para diabéticos.

Lávala antes de prepararla para eliminar la saponina, que resulta tóxica para el organismo, pero no la dejes en remojo. Para consumirla, puedes hervirla de forma similar al arroz. El punto ideal de cocción es cuando el grano dobla su volumen. Estará deliciosa en forma de ensalada o como acompañamiento, hay muchísimas recetas.

En harina, es perfecta para panes, bizcochos o masas.

Publicidad

Aceite de coco

El aceite de coco virgen es ideal para la dieta. No se oxida al freír y contiene múltiples beneficios. El principal es que se transforma rápidamente en energía que pueden aprovechar el corazón, los pulmones y el cerebro sin necesidad de sintetizar glucosa. Además, se puede usar para mejorar la diabetes, por su capacidad para sintetizar la insulina, y aquellos nos enfermedades cerebrales como el alzheimer, donde las células no pueden sintetizar correctamente la glucosa.

Tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antifúngicas. Además, ayuda a sintetizar numerosas vitaminas y minerales, por lo que es un alimentos muy completo.

Lo puedes usar para cocinar, crudo en batidos o consumirlo a través de pastillas.

Publicidad

Aguacate

Es un fruto que se usa en cremas, sopas, ensaladas o smoothies. Contiene fibra y, por lo tanto, posee un efecto saciante. Es muy rico en antioxidantes, que frenan los efectos de los radicales libres.

Su aporte en ácidos grasos monoinsaturados favorece la reducción de colesterol en sangre y protege frente a la enfermedades coronarias. También es un aliado frente a la hipertensión. Resulta adecuado para personas con anemia por su alto contenido en hierro y, además, al llevar vitamina C, contribuye a que el hierro se sintetice correctamente.

Se recomienda para mejorar la salud de los ojos debido a su contenido en carotenoides. Recuerda que se desaconseja en personas con insuficiencia renal y también puede producir reacciones en personas alérgicas al látex.

Aunque tenga alto contenido en grasas, es un alimento ideal para una dieta de adelgazamiento. Es, como ya hemos dicho, saciante y está lleno de grasa saludables, por lo que es perfectamente compatible. Lo mejor es tomarlo en ensaladas, en forma de guacamole o como sustituto de la mantequilla, untado en una tostada. ¡Te encantará!

Publicidad

Brécol

Está considerado un elixir de belleza y juventud. Se ha ganado la categoría de superalimento por sus beneficios frente al acné, sus facultades para prevenir el envejecimiento de la piel gracias a sus propiedades antioxidantes proporcionadas por las vitaminas C y E, así como el betacaroteno y el selenio. El brécol, así como el resto de coles, tiene propiedades detox y anticelulíticas. También es un alimento anticáncer, junto a las coles de bruselas, pues al ingerirlo, genera una sustancia que ayuda a frenar la reproducción de las células tumorales. Otra aplicación del brécol para mejorar tu salud es para controlar el pH del cuerpo, porque es alcalino.

Resulta perfecto en cualquier dieta por ser una fuente perfecta de minerales y por la ausencia de grasa. Puedes prepararlo al vapor y aliñarlo. Pero no te quedes aquí, hay muchas recetas para usarlo como acompañamiento para carnes, pescados, pasta integral y otra verdura.

Publicidad

Cúrcuma

La cúrcuma es una planta original de la India, y es uno de los principales ingredientes del curry. Esta especia tiene numerosas propiedades que se llevan usando en la Medicina Tradicional China desde hace miles de años, entre ellas: es antiséptica; eficaz contra los gases y las molestias digestivas; un potente antioxidante; cuida y protege el hígado. También es antiinflamatoria, por lo que se puede aplicar tanto a enfermedades como la artritis, como a dolencias puntuales; y es antidepresiva.

Se puede consumir en forma de especia con cualquier plato o en forma de pastillas.

Publicidad

Semillas de amapola

Las semillas de amapola se está introduciendo poco a poco en nuestra dieta. Son negras y pequeñitas, con un sabor parecido al de la nuez. Por esta razón es fácil que aparezca tanto en platos dulces como en salados.

Este superalimento se ha ganado el título por tener fibra, ácidos grasos omega-3 y omega-6, vitaminas de los grupos B, E y C. También son muy ricas en minerales como selenio, magnesio, calcio, potasio, fósforo, hierro y zinc.

Estas propiedades hacen que las semillas de amapolas sean ideales para cuidar nuestro sistema cardiovascular, nuestro sistema inmunitario y nuestro sistema digestivo, favoreciendo el tránsito por su alto contenido en fibra.

Hasta ahora, lo habrás consumido en panes y algunos dulces, pero puedes añadirlo también a ensaladas, a carnes y pescados, batidos, smoothies, yogures y galletas caseras.

Publicidad

Semillas de chía

Es una semilla que ha ganado popularidad y adeptos. Y con razón. La chía es originaria de México y es un producto ideal para cuidar la dieta y, por supuesto, la salud. Estas semillas contienen mucha fibra, omega-3, calcio, potasio, antioxidantes y muchas proteínas. De hecho, tiene más calcio que la leche entera, más potasio que el mítico plátano y más proteínas que cualquier otra semilla. Además, contiene todos los aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Se recomienda tanto para personas que buscan cuidar su salud, como adelgazar y también para deportistas. ¡Es un producto apto para todos!

Tiene un sabor que admite introducirlo en platos dulces y salados. Ideal para consumir con ensaladas, en forma de pudin -su alto contenido en fibra hace que absorba mucho líquido-, en panes y batidos... ¡El límite lo pones tú! Piensa que su efecto saciante lo convierte en una semilla ideal para cualquier hora del día.

Publicidad

Teff

Cereal de grano pequeño, originario de Etiopía. Podrás conseguirlo en cualquier herbolario. Este superalimentos de moda contiene lisina, un aminoácido que ayuda a sintetizar el calcio. Por su condición de cereal, tiene un alto contenido en fibra, por lo que resulta un producto muy saciante. Además, tiene carbohidratos de absorción lenta, por lo que mantendrá tus niveles de glucosa en sangre durante más tiempo, impidiendo que comas de más entre horas. Este pan es ideal para diabéticos o personas con problemas de azúcar en sangre, ya que no alcanzarán picos por la naturaleza del teff.

Puedes consumirlo en forma de pan o de injera, una tortilla grande. Otras maneras de prepararlo es en forma de pudin, galletas, croquetas o hamburguesas vegetales, porque también funciona como espesante. Por esta razón, también se puede dar cuerpo a salsa, sopas y caldo.

Publicidad

Ciruelas Umeboshi

Ciruelas típicas de la cocina y la medicina tradicional asiática. Entre sus propiedades encontramos su capacidad antioxidante, su alto contenido en fibra, carotenoides y ácido fólico. También tiene propiedades alcalinas, antioxidantes y detox. Contiene ácido cítrico, calcio, hierro y potasio. Las bayas umeboshi regulan el pH de la sangre y ayudan a absorber mejor los nutrientes de los alimentos.

Se suelen consumir encurtidas y con arroz, es muy sencillo de preparar en forma de sushi dulce.