Será Cristina quien decida si hace el paseíllo andando o en coche

El juez decano de Palma ha autorizado a la hija del Rey a acceder en vehículo a los Juzgados de Palma el próximo 8 de febrero, día en que tendrá que declarar como imputada ante el juez. Así podrá ahorrarse el famoso paseíllo, aunque queda ahora saber qué decide hacer la Infanta.

A una semana para que la infanta Cristina acuda a los juzgados de Palma de Mallorca, como imputada por el 'Caso Nóos', el próximo 8 de febrero, el juez decano de Palma, Francisco Martínez, ha anunciado que autoriza a la hija del Rey a acceder en vehículo.

Martínez ha tomado su decisión ''por estrictas razones de seguridad'', basándose en un informe que le ha entregado la Policía Nacional y en el que se remarca que ''el hecho de que descienda la cuesta en vehículo y no a pie es absolutamente recomendable y estrictamente necesario'' por la ''incuestionable trascendencia pública'' de la duquesa.

Publicidad

Cristina no tendrá, por tanto, que recorrer los 40 metros que separa la calle de la entrada trasera a los Juzgados también para que, según recomendación policial, no esté ''demasiada expuesta'' a ser increpada e incluso agradedida, con lanzamiento de objetos.

Pese a la autorización del juez decano no es definitivo que la Infanta no vaya a hacer el paseíllo. Ahora tendrá que ser ella la que decida qué hará, como hizo Iñaki Urdangarín en sus dos anteriores declaraciones, en febrero de 2012 y febrero de 2013. Entonces, pese a que se le había permitido que accediera a coche y no a pie decidió hacer el paseíllo. Tras el primero, incluso, dio unas declaraciones a la prensa.