La infanta Cristina no contestó al juez 579 preguntas

En su declaración del pasado 8 de febrero, la infanta Cristina eludió muchas de las preguntas que le realizó el juez Castro, al que en total le respondió 412 ''no sé'', 82 ''no lo recuerdo'', 58 ''lo desconozco'', 7 ''no me consta'', 7 ''no lo sabía'' y 7 ''no tenía conocimientos''. Ante una de ellas, incluso, aseguró sentirse ofendida. Por lo demás, insistió en que entró en la empresa Aizoon porque ''confiaba en mi marido, él me lo sugirió y así lo acepté'' y que no sabía nada de esas actividades empresariales porque ''mi marido y yo no hablamos de negocios en casa''.

La declaración de la infanta Cristina ante el juez Castro el pasado 8 de febrero como imputada por el 'Caso Nóos' estuvo llena de evasivas, como ya adelantaron algunos letrados ese día. El "no lo sé", "no lo recuerdo", "no lo sabía", "no tenía conocimiento", "no me consta" y "lo desconozco" fueron constantes respuestas a las preguntas del juez, entre ellas, por la concesión por parte de Aizoon (la empresa al 50 por ciento entre la pareja) de varios préstamos, de los que Urdangarin se habría llevado cerca de 280.000 euros. En total le respondió 412 ''no sé'', 82 ''no lo recuerdo'', 58 ''lo desconozco'', 7 ''no me consta'', 7 ''no lo sabía'' y 7 ''no tenía conocimientos'', según informa El Mundo.

Publicidad

En la declaración de la Infanta, cuya transcripción ha sido notificada este 20 de febrero a las partes, la hija del Rey también negó haber participado en cualquier gestión de Aizoon: ''Yo no he controlado los gastos de Aizoon, ni he controlado sus cuentas''. Entró, según ella, porque se lo pidió su marido: ''Confiaba en mi marido, él me lo sugirió y así lo acepté'', dijo para justificar su participación. 

Lo más popular

Tanto confiaba en Iñaki que la Infanta aseguró desconocer por completo la actividad de Aizoon y de la Fundación Nóos: ''Mi marido y yo no hablamos de negocios en casa'', explicó ante el juez.

En un momento, ante la pregunta del juez Castro, de si había figurado en la empresa para ejercer de escudo fiscal, la Infanta se molestó: ''Eso casi me ofende. Siempre he ido con mucho cuidado y he cumplido con mis obligaciones fiscales".