Letizia y Cristina vuelven a verse las caras en Grecia

El 50 aniversario de la muerte del padre de la Reina ha llevado a la Familia Real española a viajar a Grecia, donde el día 6 de marzo se rendirá homenaje al rey Pablo. Doña Sofía viaja con todos sus hijos, un viaje que quizá valga para limar asperezas dada la relación tan fría que hay entre Cristina y los Príncipes de Asturias desde que saltara el Caso Nóos.

Toda la Familia Real, excepto el Rey, estarán en Grecia esta semana con motivo del 50 aniversario de la muerte del padre de doña Sofía, el rey Pablo.

El día 6 se le rendirá homenaje en una ceremonia fúnebre en el Palacio de Tatoi con una misa ortodoxa y el día antes, este miércoles, se espera que doña Sofía acuda a la presentación de un documental sobre el rey Pablo, en el que ella, incluso, ha colaborado.

Publicidad

El viaje ha levantado una gran expectación ya que la Reina lo hace acompañada de sus tres hijos, Elena, Cristina y Felipe, éste junto a Letizia. De todos es sabido que desde el Caso Noós, la relación entre Cristina y Felipe se ha enfriado mucho y más aún entre la duquesa de Palma y Letizia.

Desde octubre de 2011, la última vez que las vimos juntas en el Día de la Fiesta Nacional, poco antes de que saltase el Caso Nóos, apenas hemos visto a ambas cuñadas juntas. El último acto oficial, el primero al que Cristina acudía después de meses, fue en junio de 2013 en la misa por el centenario del nacimiento de don Juan.

Lo más popular

El resto de los encuentros han sido los estrictamente necesarios, como en las Navidades, cuando, por ejemplo, en diciembre de 2012 doña Sofía –madre y abuela y eterna mediadora– acudió con sus hijas, su nuera y sus nietos a ver ''Sonrisas y lágrimas'', o en una visita al Rey, cuando estaba convaleciente de una de sus operaciones.

Los encuentros han sido los justos; de hecho, cuando la duquesa de Palma pasó por Zarzuela para rendir cuentas al Rey y al Príncipe, tras su comparecencia en el juzgado, Letizia prefirió no estar en casa para no coincidir con ella.

Quizá ahora que la Infanta ha rendido ya cuentas ante la Justicia, las relaciones cambien.